Por Guido Mora Mora.

Imagen con fines ilustrativos.

Utilizo mucho los servicios de paquetería Miami-Costa Rica para mis compras por Internet.

Empecé a probar el servicio de la empresa Red Logistic, ubicada en Alajuela.

En general, la empresa Red Logistic hace su servicio igual que las demás compañías, solo que hay que recalcar que entregan los paquetes  doblados.

Imagen ilustrativa.

El lector Daniel Castro López nos envió la siguiente consulta, la cual es respondida en párrafos posteriores por Carolina Mora, vocera de la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep):

“Iba en un autobús y este se quedó varado. Lo normal es que uno solo espera a que pase otro bus y se sube, pero esto no siempre es posible como me sucedió a mí, pues los demás buses que pasaban estaban llenos.

 

Imagen ilustrativa.

Por José Molina Rivera.

Soy vecino de Carrillos Bajo de Poás, Alajuela y llevo más de seis años esperando por el servicio de Internet Acelera, en aquel entonces, ahora Kolbi Hogar.

Siempre que pregunto por la factibilidad del servicio me dicen que la tecnología no permite brindar el servicio en la zona.

Pero, extrañamente, vecinos a menos de 300 metros de mi casa sí cuentan con el servicio.

Imagen ilustrativa.

¿Piel morena o piel envejecida y dañada? Esa es la elección que hacen quienes utilizan las cámaras de bronceado, pues los expertos aseguran que estas aceleran el envejecimiento de la piel y contribuyen a la aparición de cáncer u otras enfermedades de la piel.

El dermatólogo Harry Hidalgo, exjefe de Dermatología del Hospital San Juan de Dios, recomienda enfáticamente evitar esas cámaras. Expertos de la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y de la Organización Mundial de la Salud hacen la misma recomendación.

Foto: Carol Adams. Imagen con propósitos ilustrativos.

Ante el caso de Ervert Knohr, quien dejó a su perro en una veterinaria y al regreso lo encontró con heridas y los ojos hinchados, Quienpagamanda.com conversó con Ileana Céspedes, coordinadora del  Programa de Bienestar Animal de Pequeñas Especies del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), sobre qué opciones tienen los clientes.


Imagen ilustrativa.

Por Federico José Fernández Obando.

Corría el año 1995. En una noche estrellada, junto con mis amigos de colegio en el BBQ del Condominio La Guaria en Moravia y, al ritmo grunge de los Smashing Pumpkins, hacía uso por primera vez de mi flamante tarjeta de crédito “Credomatic Juvenil”.

Los milagrosos resultados ofrecidos por Reebok y Skechers en sus anuncios sobre tenis que, supuestamente, disminuyen la celulitis y tonifican diferentes partes del cuerpo, les costaron millones de dólares a esas empresas.

Tras investigaciones de la Comisión Federal de Comercio en Estados Unidos, ambas llegaron a acuerdos de pagar $25 millones y $40 millones respectivamente, debido a que sus anuncios hicieron afirmaciones carentes de evidencia científica.

Una mala costumbre de muchos negocios en el país es esperar que los clientes les tomen la palabra sin ningún tipo de confirmación escrita y detallada.

Muchos clientes simplemente lo aceptan y a aquellos que piden las promesas por escrito se les mira con desconfianza (“¿quién sabe para qué querrá ese documento?), cuando los únicos que merecen desconfianza son quienes se niegan a poner por escrito lo que ofrecen verbalmente a un cliente.

La diferencia entre papel o no papel, por supuesto, tiene precio. El caso de este cliente de Claro es un buen recordatorio.

El caso que cuenta aquí Ervert Knohr es un lamentable recordatorio de que no todo el que trabaja en una veterinaria tiene el entrenamiento y/o la vocación para trabajar con animales, ni siquiera para algo sencillo como bañarlos.

Precisamente por ello la cadena PetSmart, en Estados Unidos, tiene amplias ventanas que permiten a los dueños y a cualquier persona observar mientras los empleados bañan o cortan pelo y uñas.

Si en su veterinaria no le permiten observar, quizá es hora de buscar otro sitio más transparente.