Imagen Ilustrativa

Por Arianna Méndez.

“El día 14 de agosto de 2010 compré un teléfono celular marca Sony Ericcsson, modelo Vivaz U5, número de serie 359388037641939, en la tienda Alpha Group, ubicada al costado sureste de la fuente de la hispanidad en San Pedro. Pagué de contado el precio de ¢255.000.00 (factura #1027449). El teléfono empezó a fallar hace aproximadamente tres meses y el día 13 de julio 2011 lo llevé al taller del comercio  (boleta reparación #794) porque aún estaba en garantía.

Resulta que no me valieron la garantía y me indicaron que tenía dañado el táctil y el parlante. Quedaron en hacerme un presupuesto y me llamaron a los dos días indicándome que el arreglo costaba ¢30.000, con lo que estuve de acuerdo y me dijeron que en la tarde lo tenían listo. El día 10 de agosto llego a recogerlo y me encuentro con la sorpresa que supuestamente el “técnico” que arregló mi teléfono le dañó la tarjeta principal y estaban “haciendo pruebas”, ya que no tenía señal.

Primero me indicaron que no tenían tarjetas, pero que iban a conseguir una nueva para cambiársela. El martes 16 de agosto 2011 fui por él. Esa vez me hicieron esperar más de una hora y el celular estaba en pésimas condiciones. El táctil estaba totalmente húmedo con una burbuja y el teléfono no funcionó correctamente. Me molesté mucho y le indique a quién me atendió que cómo pretendían cobrar por ese “trabajo” y tras de todo me habían dañado mi tarjeta, pero ellos amenazaron con bloquear la serie de mi teléfono.

Después de que escribí sobre el hecho de que alguien había utilizado una foto mía, sin mi autorización, como su foto de perfil en Facebook, la persona me escribió y me pidió por favor publicar su mensaje.

“Hazel,

Por el mismo medio que generó el problema quiero dar la cara y pedirte disculpas a vos que fuiste la afectada en el asunto de la foto. Yo la encontré en un blog (no recuerdo cuál) y me gustó la idea de una tica bonita en un lugar pintoresco como Sarchí y la puse para decorar, nunca puse que la foto era mía, nunca respondí un chat o una correspondencia, ni hice mal uso de ella. Igual ninguna red menciona que la foto debe ser estrictamente de uno, y bueno…para mí y los que me conocen, solo era para decorar mi Facebook. No fue mala intención.