Por Manuel Vargas.

Anualmente, los propietarios de vehículos pagan los derechos de circulación que comúnmente se conocen como marchamo, recaudación que está a cargo del Instituto Nacional de Seguros (INS) y, cuyo período de cobro sin recargo, se ubica entre la segunda quincena de noviembre y el mes de diciembre.

A partir del 1 de enero rigen tanto el recargo por morosidad como la aplicación de multas por infracciones a la Ley de Tránsito, que eventualmente pueden llevar hasta la retención de placas por parte de los oficiales de tránsito.

Seguidamente, se indica a qué corresponde cada uno de los diferentes rubros que se involucran en el cobro de estos derechos de circulación.

SEGURO OBLIGATORIO DE AUTOMÓVILES: Corresponde a la prima de un seguro obligatorio que debe pagar todo vehículo autopropulsado que transite por las vías nacionales.  El monto por pagar anualmente lo define el INS con base en el artículo 44 de la Ley de Tránsito (ley 7331) y lo aprueba la Superintendencia General de Seguros (Sugese), con base en el tipo y uso de cada vehículo. .

Ante la polémica por las multas impersonales a través de cámaras de vigilancia a quienes sobrepasen los límites de velocidad en las carreteras, un lector consultó si el uso de protectores climáticos para ocultar o distorsionar los dígitos de la placa es legal.

Uno de los protectores que se venden en el mercado se denomina “Nomeve” y la empresa que los comercializa se anuncia en Facebook.

En su sitio electrónico, la empresa describe el producto como un protector “diseñado para salvaguardar la integridad de la matrícula de su vehículo de las inclemencias del clima y de cualquier agente externo que pudiera limitar su vida útil”.

Además, el blog del sitio contiene una nota de La Nación, según la cual la ley deja impunes a quienes oculten placas ante las cámaras de las autoridades mientras se aprueba una reforma legal (ya en proceso). No obstante, dicha nota también aclara que “se podría procesar penalmente a los conductores por alteración de documento público”, ya que la placa cabe dentro de esa categoría.

HSBCEl usuario Christian Salazar encontró un nuevo problema -sí, Quick Pass sigue encontrando formas de enojar a los clientes- con el Quick Pass.

“Debo expresar mi descontento con la FATAL deficiencia en el servicio de HSBC Quick Pass Prepago. Adquirí hace más de un mes dos dispositivos de PREPAGO y en cada uno deposité 30 mil colones. Hoy (lunes 24 de abril) cuando fui al banco, después de que un día atrás mi Quickpass apareciera inválido sin razón aparente -ya que nunca  me dio el aviso de dos timbradas- me entero del desorden con que se está manejando.