Imagen con fines ilustrativos.

A QuienPagaManda.com han llegado casos de familiares de mujeres embarazadas quienes se quejan de que en algunos centros comerciales no les permiten estacionar en las áreas reservadas para personas con discapacidad.

Algunos consumidores consideran que el uso de estos espacios también incluye a las mujeres que se encuentran en un estado avanzado de gestación, por las dificultades que a veces conlleva su desplazamiento.

Uno de los casos es el de Alejandro Rodríguez. Él contó que el primero de agosto fue al Mall Paseo de las Flores con su esposa, a quien le faltaba una semana para dar a luz.

Foto: http://www.sxc.hu. Imagen ilustrativa.

Un lector escribió consultando si el ordenamiento jurídico faculta que las empresas de buses les cobren a los usuarios por el empleo de los servicios sanitarios que se encuentran en las terminales.

A continuación el usuario expone su caso y, con base en los argumentos de un dictamen de la Procuraduría General de la República del 2007, se le brinda una respuesta.

Foto: http://www.sxc.hu. Imagen ilustrativa.

La lectora Scarleth Munguia escribió consultando si las empresas de transporte público pueden cobrarle a los usuarios una tarifa adicional por equipaje. Seguidamente, Munguia narra lo sucedido y, posteriormente, se le ofrece una respuesta.

“¿Hay alguna ley que faculte a las empresas de transporte público para cobrar una tarifa extra por equipaje?

“En Transporte DELDU pretendían cobrarme por una maleta. Yo me negué a pagar hasta que me demostraran la ley que los facultaba para realizar dicho cobro.

“Sin embargo, al final no me dijeron bajo qué ley o reglamento se amparaban y me “hicieron el favor” de llevar mi equipaje sin pagar la tarifa para “evitar problemas”.

Imagen ilustrativa.

El lector Daniel Castro López nos envió la siguiente consulta, la cual es respondida en párrafos posteriores por Carolina Mora, vocera de la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep):

“Iba en un autobús y este se quedó varado. Lo normal es que uno solo espera a que pase otro bus y se sube, pero esto no siempre es posible como me sucedió a mí, pues los demás buses que pasaban estaban llenos.

Si un usuario considera que el taxímetro de un conductor podría estar alterado, puede denunciarlo ante la Aresep. Para ello, es importante que aporte el número de placa.

Por Joanna Nelson.

Si usted suele viajar en taxi o lo hace ocasionalmente, sea muy precavido y no quite su vista del taxímetro o “maría” para evitar que el conductor la altere y termine cobrándole más de lo debido.

Pero, ¿qué parámetros permiten indicar que la “maría” podría tener vicios?

Por Demian Abrahams Briceño.

Foto: Demian Abrahams. En el incidente del 4 de marzo, el vehículo del usuario sufrió daños.

Quería hacer público que los sistemas de quick pass de Autopistas del Sol no funcionan adecuadamente, por lo que causan daños a los vehículos.

El domingo 4 de marzo, alrededor de las 12:15 p.m., me dirigí desde Caldera hacia San José y todos los peajes funcionaron adecuadamente, menos el que se encuentra en San Rafael.

Diputado buscar eliminar anonimato de guachimanes.

Por Joanna Nelson.

Foto: Restauración Nacional y Asamblea Legislativa. Avendaño les recomendó a los consumidores ser recelosos cuando son abordados por “cuida carros”.

Carlos Avendaño, diputado de Restauración Nacional, cree que el trabajo de los guachimanes debe regularse para proteger a los consumidores de extorsiones, daños a sus vehículos y, en general, situaciones amenazantes.

Para ello presentó el proyecto “Ley de Creación del Registro de Cuidadores y Vigilantes Informales de Automotores Estacionados en las Vías Públicas”, actualmente en discusión en la Asamblea Legislativa.

Consumidores pueden llamar a la policía si “cuida carros” no se ha registrado.

Hay 477 “cuida carros” registrados, solo se han presentado dos denuncias.

Por Joanna Nelson.

Foto: Michal Zacharzewski. Imagen con fines ilustrativos.

Esto es lo que suele ocurrir: El conductor parquea. Un guachimán se le acerca (“¿Le cuido el carro, jefe?” o le exige pagar un monto).  El conductor acepta por temor de que el guachimán dañe el vehículo para desquitarse.