Por Diego Villalobos.

Hace como cuatro meses contraté el servicio de data card del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Pagué por el aparato y ellos me brindaron la línea telefónica.

Pensé en que no quería problemas con la velocidad y pagué el paquete mayor.

Sin embargo, el Internet es de lo peor, no sirve para nada, oscila ente los 0.10  y los 0.37 megabyte, cuando en realidad estoy pagando por 2048 megabyte.

Decidí cancelar los recibos pendientes para no manchar mi récord crediticio y eliminar el servicio.

Cuando lo intenté, me dijeron que tenía que llamar a soporte 1119 y poner el reclamo. Así lo hice y luego me salieron diciendo que tengo un contrato con ellos, cosa que no existe, pues nunca firmé uno.

Resulta que se los manifesté por correo, ellos hicieron que un técnico me llamara. Pero, aún así, el técnico no pudo hacer nada.

Ante la polémica por las multas impersonales a través de cámaras de vigilancia a quienes sobrepasen los límites de velocidad en las carreteras, un lector consultó si el uso de protectores climáticos para ocultar o distorsionar los dígitos de la placa es legal.

Uno de los protectores que se venden en el mercado se denomina “Nomeve” y la empresa que los comercializa se anuncia en Facebook.

En su sitio electrónico, la empresa describe el producto como un protector “diseñado para salvaguardar la integridad de la matrícula de su vehículo de las inclemencias del clima y de cualquier agente externo que pudiera limitar su vida útil”.

Además, el blog del sitio contiene una nota de La Nación, según la cual la ley deja impunes a quienes oculten placas ante las cámaras de las autoridades mientras se aprueba una reforma legal (ya en proceso). No obstante, dicha nota también aclara que “se podría procesar penalmente a los conductores por alteración de documento público”, ya que la placa cabe dentro de esa categoría.

Foto: CCSS

Por Donald Brenes.

He tenido problemas con el maltrado en la atención recibida en el nuevo hospital de Heredia y espero que ojalá se pueda publicar (esta carta dirigida al hospital) para poder así hacer un cambio en la pésima administración de dicho hospital.  Gracias de antemano y saludos cordiales.

“Estimados Señores:

Me dirijo a ustedes respetuosamente con la intención de que solucionemos un lamentable inconveniente que sufrí la semana pasada en el área de emergencias del nuevo Hospital San Vicente de Paul.

En concreto les comento que el pasado Viernes 17 de Junio del año en curso, llevamos a un familiar cercano al servicio de emergencias del citado hospital, a las (7 p.m) aproximadamente; la pasaron a consulta una hora después y otra hora más tarde, es decir, a las nueve de la noche, le sacaron una muestra de sangre para laboratorio, y ella (la paciente) en todo momento le hizo saber al personal de dicha institución, que ella era una paciente epiléptica y que sentía que le podía venir un ataque convulsivo y absolutamente nadie le puso atención.

Por Luis Javier Porras, experto en temas fiscales.

No hay duda, pocos contribuyentes pagaron el impuesto solidario (a las casas de lujo). Al pasado 22 de enero pasado (el período venció el 17 de enero), la recaudación representaba apenas un 25% de lo esperado, con solo ¢3.012 millones de los ¢12.500 millones que las autoridades preveían

El cultivo de alimentos transgénicos está aumentando en el mundo pese a dudas sobre posibles efectos, originadas en la ausencia de mayores estudios que descarten consecuencias negativas. Aunque en Costa Rica hay más de 1.700 hectáreas de cultivo experimental (no para consumo), se podrían estar importando alimentos transgénicos o hechos con tales ingredientes.

Las autoridades nacionales de salud admiten que la identificación es compleja y organizaciones de consumidores en el mundo reclaman que se informe a los consumidores qué productos están en esa categoría. En este post, Róger Corrales, defensor de los consumidores de la Federación Nacional de Asociaciones de Consumidores y Usuarios (FENASCO), explica por qué solicitó al gobierno investigar la situación y ordenar el etiquetado de estos alimentos. El gobierno analiza la petición.

Dos noticias me llamaron la atención ayer y ambas se relacionaron con arrestos por bloquear lugares públicos como forma de protesta.

Una ocurrió en Washington DC, en donde el nuevo alcalde municipal y varios miembros del concejo municipal fueron arrestados mientras bloqueaban la entrada a un edificio del Senado, como medida de protesta por decisiones presupuestarias tomadas recientemente por los congresistas.

La otra ocurrió en Francia, en donde dos mujeres con el rosto cubierto con un velo (algo desde ayer prohibido en Francia) fueron arrestadas (junto con otros), no por usar el velo sino por protagonizar una protesta no autorizada en la entrada a la iglesia de Notre Dame.