Los milagrosos resultados ofrecidos por Reebok y Skechers en sus anuncios sobre tenis que, supuestamente, disminuyen la celulitis y tonifican diferentes partes del cuerpo, les costaron millones de dólares a esas empresas.

Tras investigaciones de la Comisión Federal de Comercio en Estados Unidos, ambas llegaron a acuerdos de pagar $25 millones y $40 millones respectivamente, debido a que sus anuncios hicieron afirmaciones carentes de evidencia científica.

Por Christopher Vega Alfaro.

Foto: Christopher Vega. Este es el sándwich que ordenó el consumidor.

Hace varias semanas me quejé de la mala presentación de las alitas de pollo del restaurante Pollo Sus Amigos, en Heredia, que varias personas y yo habíamos ordenado.

Es cierto que se me ofreció la oportunidad de hablar con el gerente, pero preferí no hacerlo y dar una oportunidad más, pues pensé que fue un error del momento.

Por Mónica Loría Araya.

La página de inicio indica que el sitio nació "con el objetivo de brindar un servicio GRATIS!! a las personas para que vendan o compren diferentes artículos". Esta captura de pantalla es del 10 de febrero del 2012.

El 30 de enero, en horas de la noche, quise publicar un anuncio en crgangas.com, el cual era de unos apartamentos que estoy vendiendo.

En toda la página se indicaba que era gratuito colocar el anuncio.

Por Randall Zamora.

Foto: Jane Cleary. Imagen con fines ilustrativos.

Hicimos una reservación en el hotel Mar de Luz, en Jacó, basándonos en las fotografías del sitio web y en la información que nos dieron al llamar por teléfono al hotel.

Reservamos lo que ellos llaman “Garden Villa”. Según nos dijeron, estas correspondían a “hermosas casas con habitaciones de estilo cabaña totalmente equipada con: cama doble, televisión por cable, aire acondicionado y agua caliente”. 

Sin embargo, al registrarnos y entrar a la habitación, era totalmente diferente.

Por Hernán Badilla.

Foto: Raphael Pinto. Imagen ilustrativa.

El pasado sábado 10 de diciembre visité el Centro de Frenos ATE, ubicado en Pavas, y compré un juego de fibras para mi vehículo.

ATE es una prestigiosa marca de piezas de frenos automotrices.

Ese día, recibí una caja azul (mismo color del empaque de las piezas marca ATE) con las fibras.

Al regresar a la casa, revisé las fibras y encontré que no eran de la marca ATE.

Por Rebeca Villalobos.

Foto: Publicada en Twitter por un consumidor molesto. Él alega que la foto fue tomada a las 10:28 a.m., momento en que el establecimiento de Play, en Zapote, permanecía cerrado.

Como todos pudimos ver, Play publicó unas buenas ofertas ayer en el periódico.

Muy pequeñito aparecía que eran cantidades muy limitadas. Sin embargo, acepto que aparecía, ese no es el problema.

No quise madrugar, sé que mucha gente lo hace y la verdad no quería hacerlo. Así que llegué a las 10:00 a.m. y me dije: “si quedan cocinas a ese precio la compro, si no, pues no”.