Por Fabián Alberto Vargas Picado.

Captura de pantalla enviada por el afectado.

Tengo una empresa de diseño de sitios web y generalmente debo comprar dominios a través de NIC (Academia de Ciencias de Costa Rica) y solía pagar con tarjeta de crédito.

Desde hace unas semanas a la fecha, a la hora de pagar me sale una pantalla de Master Card Secure Code que, entre otros campos, pide (así como se los escribo):

Al realizar compras en línea use el sentido común. Desconfíe de los sitios que ofrecen precios demasiado bajos. Imagen con fines ilustrativos.

Internet se ha convertido en un instrumento cada vez más popular para realizar compras.

Sitios como PayPal, Amazon, eBay y otros son muy utilizados por los consumidores.

Sin embargo, es importante tomar algunas precauciones al efectuar sus compras. 

Por Keyner Araya.

Este es uno de los comprobantes de pago, por la compra de entradas que hizo el consumidor.

A mediados de año (en el 2011), se iba a realizar una cuadrangular internacional de fútbol entre Saprissa, Alajuela y dos equipos extranjeros.

Pero, al final, la actividad se canceló y se procedió a la devolución de los dineros. Sin embargo, el emisor de la tarjeta de crédito que utilicé (Banco Popular) hasta este momento sigue poniendo “peros”, solicitando una carta de parte de la empresa organizadora, la cual no dio ningún dato para contactarlos y, aunque conseguí un correo de esa empresa, nunca tuve respuesta.

Foto: Zii Yen. Imagen ilustrativa.

Por Franklin Solano Venegas.

Increíble lo que hizo Specialticket.net, por enésima vez, pues no es la primera vez que pasa.

En el evento 90 Minutos Por la Vida (partidos de fútbol en favor de menores con cáncer), el sistema de cómputo no alertó a los compradores que la fila cero era una donación, sin derecho a entrada. 

**Nota Aclaratoria: Tras la publicación de este post, el Sr. Luis Porras hizo la rectificación de que la posición del Ministro sí tiene tiene asidero legal. “Sin embargo, existe un hueco en cuanto a la aplicación administrativa de la norma, dado que existe un conflicto entre lo que indica el CAUCA IV y un conjunto de leyes y reglamentos vigentes y desfasados en Costa Rica, tales como el Reglamento del CAUCA vigente, la Ley de Aduanas y su Reglamento, que actualmente rigen en consonancia con la legislación anterior (CAUCA III)”. Agregó que sería recomendable un análisis legal para dirimir las diferencias entre estas legislaciones, así como aclarar su correcta aplicación y vigencia.**

Durante la víspera del llamado Viernes Negro, fecha de descuentos en la que muchos costarricenses se aprestaban a realizar compras por Internet, el viceministro de Ingresos del Ministerio Hacienda, Rowland Espinoza, manifestó al periódico La Nación que las compras por esa vía deben pagar impuestos.

El viceministro dijo que solamente los artículos que un familiar o amistad mandan desde otro país hasta Costa Rica pueden ser exentos de impuestos, en el tanto estos no sobrepasen los $500.

Este anuncio generó molestia e incertidumbre entre un sector de la población, que acababa de efectuar sus compras por medio de la web, confiado en que no tendría que pagar tributos por ello.

Ante esto, QuienPagaManda.com consultó el criterio de Luis Javier Porras, experto en temas tributarios y quien responde dudas sobre impuestos en este blog.

Este es un resumen de lo expresado por el especialista.

¿Considera que las compras hechas en línea están amparadas en el artículo 93 del Código Aduanero Uniforme Centroamericano (CAUCA), que permitiría -cumpliéndose los presupuestos del artículo- exonerarlas de impuestos? ¿O tiene razón el Ministerio de Hacienda al decir que las compras hechas por Internet no deben ser exoneradas?

“Sí, considero que las compras hechas en línea se amparan a dicho artículo. Cabe mencionar que nuestra Ley General de Aduanas fue reformada mediante Ley No. 8373, en el 2003, según la cual en el artículo 137 se transcribe el mismo texto del artículo 93 del CAUCA, lo cual ratifica el tratamiento indicado”.