Imagen con propósitos ilustrativos.

El lector Diego Chacón Rojas envió una consulta sobre la no entrega de facturas por parte de una empresa.

A continuación Chacón expone el caso y, en párrafos posteriores, se le otorga una respuesta.

“Cabletica se niega a entregarme facturas del servicio que pago mes a mes, por la simple razón de tenerlo como pago automático en mi tarjeta.

“¿Por qué no puedo tener mi factura solo por pagar automáticamente mi servicio? ¿Cómo verifico que Cabletica paga los impuestos si no me quieren dar factura?”.

Por Viviana Miranda Cubero.

Imagen ilustrativa.

Hace más de 22 días estuve recibiendo varias llamadas, mensajes de texto y correos de Amnet diarios cobrándome el servicio, a pesar de que todavía la fecha de pago no había vencido.

Quisiera compartir el correo que recibí el 12 de junio:

“AMNET le recuerda que el pago por los servicios contratados en nuestra empresa muestran un monto pendiente por (monto), número de cliente: (mi número). Vencimiento: 15/06/2012. Pago Total: (monto). Esta facturación corresponde al mes de junio, conocedores de que una suspensión de sus servicios le traería inconvenientes a sus operaciones normales deseamos coordinar el pago máximo al próximo día 18/06/2012 y así evitar los inconvenientes provocados por bloqueos automáticos que el sistema puede programar después de esta fecha en los servicios que aún no se han cancelado”.

Por Jeanina Monge.

Imagen ilustrativa.

Mi inconformidad consiste en que saqué un plan del ICE (de un Iphone 4S) hace tres meses y unos días.

Al mes y medio, el botón de inicio dejó de funcionar. Por ello, me presenté al ICE y me lo cambiaron inmediatamente, pero supongo que por un teléfono reconstruido, pues venía en una caja metálica negra como de un taller.

El mismo día que me dieron el nuevo teléfono la cámara empezó a fallar y, a la semana, el botón de apagado dejó de funcionar.

– Empresa investiga casos y alega que son aislados.

Imagen ilustrativa.

A QuienPagaManda.com han llegado los casos de dos consumidores quienes aseguran haber recibido cobros por parte de la empresa de telefonía Movistar, a pesar de que nunca han solicitado sus servicios.

Uno de los afectados es Mauricio González Villalobos quien narró, hace poco más de un mes, que le enviaron varias facturas con su nombre y número de cédula a la casa de sus padres, sitio en el cual no vive desde hace diez años. Por ello, interpuso una denuncia ante la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

 

Imagen ilustrativa.

Por José Molina Rivera.

Soy vecino de Carrillos Bajo de Poás, Alajuela y llevo más de seis años esperando por el servicio de Internet Acelera, en aquel entonces, ahora Kolbi Hogar.

Siempre que pregunto por la factibilidad del servicio me dicen que la tecnología no permite brindar el servicio en la zona.

Pero, extrañamente, vecinos a menos de 300 metros de mi casa sí cuentan con el servicio.

Una mala costumbre de muchos negocios en el país es esperar que los clientes les tomen la palabra sin ningún tipo de confirmación escrita y detallada.

Muchos clientes simplemente lo aceptan y a aquellos que piden las promesas por escrito se les mira con desconfianza (“¿quién sabe para qué querrá ese documento?), cuando los únicos que merecen desconfianza son quienes se niegan a poner por escrito lo que ofrecen verbalmente a un cliente.

La diferencia entre papel o no papel, por supuesto, tiene precio. El caso de este cliente de Claro es un buen recordatorio.