¿Clientes o burros amarrados?Me han escrito por lo menos dos personas para contarme que hicieron transferencias en SINPE, el banco dedujo el dinero de las cuentas pero el depósito no llegó a su destino.

Hasta ahí uno entiende que esas cosas pasan porque los sistemas no son perfectos. Lo que no es comprensible desde ningún punto de vista es el calvario que tuvieron que pasar esos clientes para recuperar su dinero.

Una hoja por c3.750En algunas empresas cualquier oportunidad de sacarle plata al cliente vale más que la oportunidad de ofrecer una cortesía mínima, según descubrió ayer Pedro Sáenz en la sucursal del BAC en Paseo de las Flores.

“Al solicitar un estado de cuenta me indican que el costo es de ¢1.250 por cada mes que se desee imprimir, algo que me dejó sin aliento. Yo necesitaba un estado de cuenta de los últimos tres meses; es decir, pagué un total de ¢3.750 por un estado de cuenta que fue impreso en una única hoja”, comentó.

Gollo le cobró más a Geiner Guzmán por pagar con tarjeta.Aunque algunos negocios  cobran más por el pago con tarjeta, como en este caso que ocurrió  en Gollo, esa práctica es indebida y debe ser denunciada ante la Comisión Nacional del Consumidor o el emisor de la tarjeta. Sin embargo, la primera podría tardar años en resolver algo -años, en serio- y el segundo a veces no actúa para no perder un comercio afiliado. El único que puede hacer algo es  el consumidor: ¿Se deja que le quiten la plata o gasta su dinero en otro negocio?

Anécdota — Hice una trasnferencia SINPE el lunes, en minutos el banco me envió la confirmación por correo electrónico y me olvidé del asunto.

Ayer, me dicen del lugar donde esperaban el dinero que el depósito no aparecía en la cuenta del Banco de Costa Rica.

Hoy, llamo a HSBC para preguntar qué pasó y me explican que hubo un “problema de comunicación” y la transferencia no se realizó, por lo que tengo que volver a hacerla.