Colegiales fueron asaltados en Pops por indigente, a vista y paciencia de la vendedora

Imagen ilustrativa.

Por Elías Quesada Carrillo.

Me siento muy indignado por lo que pasó en la Heladería Pops en Heredia, por el Parque Central.

Resulta que dos compañeros de colegio y yo decidimos ir a comer un helado. Pedimos y nos dispusimos a esperarlo.

Uno de mis compañeros decidió ir al baño y mi otro compañero y yo esperamos en una de las mesas a la par del baño.

Saqué mi celular y yo estaba de espaldas a la ventana. En ese momento, vi a un indigente.

Entonces, traté de que no viera que estaba usando el celular. De pronto, vi que él caminó hacia la entrada e ingresó.

Al ver eso, yo guardé mi celular por cualquier cosa, pero él se me acercó y me dijo:
-Deme un rojo si no quiere que le haga dos huecos y le quite eso que anda ahí.

Yo, al escuchar que me dijo eso, me asusté y busqué un billete de ¢1.000 para dárselo, ya que es mejor no arriesgarse. Así que, se lo di.

Lo mismo le dijo a mi compañero y, como él andaba solo un billete de ¢2.000, se lo tuvo que dar.

El indigente se fue y al momento salió mi otro compañero del baño y le contamos lo sucedido.

Al él ver lo que sucedió, me dijo que le contáramos a la vendedora del local, por lo que nos acercamos al mostrador y le dije:

-Disculpe muchacha, aquí deberían tener un guarda o algo así. No es posible que entre un indigente y me asalte y ustedes no hagan nada al respecto.

Ella respondió:

-Disculpe, ya hemos tenido problemas con él, pero no dije nada porque pensé que les estaba pidiendo dinero. Me hubieran dicho, apenas se fue, para llamar a la policía.

Yo en el momento no pensé en decirle que por qué, si han tenido problemas con él, lo dejan entrar.

Solamente recibí una disculpa, los ¢3.000 que nos robaron no me importan. Pero, ¿qué tal si me hubiera hecho algún daño? ¿Qué tal si me hubiera apuñalado o algo así? ¿Ahí sí verían qué hacer?

Cabe mencionar que tenemos 15 años, tal vez esa fue la razón por la cual decidió asaltarnos.

Ojalá que no pase nunca una tragedia en ese local. Si tienen hijos o familiares díganles sobre lo que sucede ahí porque, después de todo, les puede llegar a suceder una tragedia, esperemos que no.

Espero que los representantes o alguna persona importante de esa cadena lea esto y haga algo al respecto.