Sepa qué hacer si una veterinaria lastima a su mascota

Foto: Carol Adams. Imagen con propósitos ilustrativos.

Ante el caso de Ervert Knohr, quien dejó a su perro en una veterinaria y al regreso lo encontró con heridas y los ojos hinchados, Quienpagamanda.com conversó con Ileana Céspedes, coordinadora del  Programa de Bienestar Animal de Pequeñas Especies del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), sobre qué opciones tienen los clientes.

Opción 1: Denunciar en el Colegio de Veterinarios

Si el procedimiento se realizó en una clínica veterinaria, el denunciante puede acudir directamente al Colegio de Médicos Veterinarios, pues es el ente encargado de regular la práctica profesional de esa materia. Allí se deben aportar varios datos y documentos de denuncia.

“Si es un médico veterinario el que ejerce esta acción o un establecimiento de un médico veterinario, los asesores o regentes veterinarios tienen responsabilidades y todo el personal que está en esa clínica está a su cargo.

“El médico veterinario debe velar porque se den las condiciones de bienestar animal dentro de su establecimiento y, entonces, se podría denunciar esta mala práctica, para que (el veterinario) asuma la responsabilidad del caso”, explicó la coordinadora.

Céspedes dijo que, si la persona lo desea, también puede remitir lo sucedido a Senasa.

Opción 2: Denunciar ante Senasa

Si el maltrato ocurre en una peluquería de mascotas o pet shop que no está a cargo de un veterinario, la denuncia se debe presentar solamente ante Senasa, pues en ese caso el Colegio de Médicos Veterinarios no tiene competencia.

En Senasa se debe llenar un formulario con datos personales, un sitio para recibir notificaciones y la explicación de lo sucedido. La denuncia debe entregarse en la dirección regional del sitio donde ocurrieron los hechos (hay ocho en todo el país).

Céspedes recomendó aportar fotos o vídeos, en caso de tenerlos, así como la factura o comprobante que le entregaron en el establecimiento.

Si Senasa comprobara que el trabajador de la tienda o peluquería lastimó a un animal, puede exponerse a multas que oscilan entre siete y 50 salarios bases, de acuerdo con el artículo 80 de la Ley General del Servicio Nacional de Salud Animal.

Precaución

Céspedes recomendó a los clientes de veterinarias conocer a la persona que va a realizar el procedimiento o contar, al menos, con una recomendación del lugar y “nunca irse de buenas a primeras sin conocer referencias”.

También aconsejó ver los instrumentos que utiliza la persona que bañará al perro, preguntar cada cuánto los limpian y siempre realizar consultas sobre el procedimiento que le van a realizar al animal.

También es recomendable solicitar una confirmación escrita del establecimiento donde se indique que la mascota ingresó sin daños o, si presenta algún daño, los detalles de este.

“Definitivamente, nadie quiere llevar a su animalito a una veterinaria donde lo deberían ayudar y que le devuelvan un perro todo lesionado”, expresó.

Maltrato en general

Senasa también recibe denuncias sobre maltrato en general contra los animales. Céspedes indicó que es importante detallar bien la dirección del sitio donde están maltratando al animal, pues muchas veces se da inexacta y los funcionarios que realizan la inspección no logran encontrar el lugar.

Senasa recibe denuncias cuando se ven involucrados animales domésticos (perros, gatos y otras mascotas no silvestres) y animales de producción (caballos, cerdos, vacas, aves).

Las únicas denuncias que pueden interponerse anónimamente son las que tienen que ver con peleas de perros y de gallos.

Contactos:

Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa): 2587-1600, 2260-8300, http://www.senasa.go.cr

Colegio de Médicos Veterinarios: 2279- 8591, http://www.veterinarios.or.cr