Clienta de Grupo Q reprocha falta de interés de empleados de Hyundai en solucionar problema

Por Paola Segnini Bogantes.

Imagen con propósitos ilustrativos.

Mi problema con Grupo Q Hyundai se originó desde hace meses.

Inicialmente, me dijeron que me entregarían mi carro en una fecha, pero no lo hicieron.

El desorden es tal que admitieron que los carros estaban detenidos en aduana porque había problemas con las facturas.

Además de todo, el vendedor me indicó que vendiera mi carro anterior con tranquilidad y les depositara el dinero del carro porque ya estaban para la próxima semana.

Me dijo que a quien depositara primero se le entregaba primero.

No solamente el carro no estuvo en ese momento, sino que tuve que contactar a la gerencia directamente para que me ayudaran porque el vendedor no me daba explicaciones ni soluciones (todo siempre para la próxima semana).

Finalmente, cuando el carro llegó, venía con el radio defectuoso y lo tuve que llevar dos veces a revisión antes de que aceptaran que yo tenía la razón.

Investigué en Internet y vi que es un caso conocido y aceptado por Hyundai, pero en vez de tener los repuestos a mano, me dijeron que iba a tener que esperar un mes para que llegara mi “pedido especial”.

Por supuesto que ya han pasado dos meses y no me dan razones de nada.

Hace diez días, supuestamente, el radio está en aduana, pero -cuando llamo a preguntar- no me dan ninguna información.

Es claro que los vendedores de Hyundai no tienen el menor interés en sus clientes ni en vender porque los carros se les están vendiendo solos.

Nunca devuelven llamadas, hay que perseguirlos para que le den a uno información a medias y siempre el trato es como si le estuvieran haciendo a uno un favor.

Quisiera que alguien me explique qué es lo que uno tiene que hacer para que le den el trato que uno merece y que den la cara.