Tip de la semana: Comercios deben informar a consumidores cuáles productos a la venta son usados

Los comercios deben advertir de manera clara a los consumidores que determinado producto, puesto a la venta, es usado.

Según el artículo 52 del reglamento a la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor, si en un negocio se venden productos defectuosos, usados o reconstruidos estos deben estar separados y deben identificarse para evitar confusión en el cliente.

Se exige que los comerciantes coloquen, como mínimo, dos rótulos con una letra de 20 centímetros de alto, en los cuales se plasme el aviso de que el bien es usado, de retorno, defectuoso, reconstruido o de exhibición

Aunado a ello, cada producto debe contar con una colilla en la que se especifique que el producto es usado, reconstruido o tenga alguna condición especial.

Por otro lado, antes de que el consumidor adquiera el artículo, el vendedor debe informarle si alguna parte del bien es usada o si, al realizar una reparación, se utilizaron repuestos usados.

“Tal advertencia deberá aparecer además en la factura original o comprobante que se entregará al cliente”, detalla el artículo mencionado.

En caso de que al consumidor no se le informe que el producto se encuentra en tal estado, se presume que es nuevo.

También es importante tomar en cuenta que, aunque el bien sea usado, cuenta con la garantía mínima de 30 días hábiles que establece el artículo 43 de la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor y el artículo 57 de su reglamento. Si el comercio otorga una garantía mayor por el producto usado, esa la que prevalece.

El voto 467-2010 , de la Comisión Nacional del Consumidor, señala que “del artículo citado (43 de la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor) se puede concluir que es una obligación para el comerciante el otorgar garantía sobre todo bien nuevo o usado”.

Artículo 39 de la Ley 7472:

Bienes usados y reconstruidos. “Cuando se vendan productos defectuosos, usados o reconstruidos, antes de la compra, el comerciante debe indicar al consumidor, de manera precisa y clara, tales condiciones y dejarse constancia en las facturas o los comprobantes. El comerciante debe advertir los extremos anteriores si anuncia la venta de esos productos usando cualquier medio. Si no existe advertencia sobre el particular, esos bienes se consideran nuevos y en perfecto estado”.