Tip de la semana: ¿Cómo calcular los 30 días hábiles de garantía mínima tras adquirir un producto?

Imagen ilustrativa.

Si al comprar un producto este le salió defectuoso, usted tiene 30 días hábiles desde la adquisición, como mínimo, para acudir al negocio a presentar su reclamo.

Pero, ¿qué son días hábiles?

Son aquellos días entre semana, no se incluyen los sábados ni domingos, ni tampoco los días feriados.

La importancia de saber esto es que algunos negocios les hacen creer a los clientes que estos tienen tan solo 30 días calendario o naturales (que abarcan los días entre semana, sábados, domingos y feriados) para hacer el reclamo.

De esta manera, cuando el consumidor interpone su queja después de ese tiempo, le dicen que el plazo ya transcurrió, cuando no es así.

Al ser días hábiles y no naturales, el período para plantear el reclamo es más largo.

Recientemente, a QuienPagaManda.com llegó el caso de Esteban Montero, de 20 años, quien el 10 de febrero compró un celular en Grupo Villa en el Mall San Pedro. El artefacto tenía un año de garantía.

Según narra la hermana del joven, Karla Montero, el auricular del teléfono dejó de funcionar. Por esa razón, el 13 de marzo el joven lo llevó a que lo revisaran.

Días después le dijeron que el auricular tenía una garantía de 30 días, indicación que estaba escrita en letra pequeña en el documento que le otorgaron al adquirir el celular.

“El 23 de marzo mi hermano vuelve a llamar para tener razón de su teléfono y le dan la ‘sorpresa’ de que, según sus políticas de garantía, la falla que presentó el teléfono no corre por cuenta de ellos, ya que la garantía de un año que ofrecen se refiere solo a fallos de tarjeta madre y no de este tipo de mecanismos del teléfono. Indicaron que estos solo tenían garantía de un mes, la cual se venció tres días antes de que llevara el teléfono al local”,  explicó la hermana del afectado.

Sin embargo, si se realiza el cálculo, tomando en cuenta que la garantía mínima es de 30 días hábiles, el 13 de marzo (día en que se alega haber llevado el celular) solo habían transcurrido 23 días (sin contar los sábados, ni los domingos y contando el día en el cual el bien le fue entregado al cliente cuando hizo la compra).

De conformidad con el análisis previo, el negocio estaría obligado a responder, pues -de acuerdo con los datos otorgados- el tiempo establecido reglamentariamente no había vencido.

¿Y qué pasa si el comercio abre los fines de semana? ¿Afecta en algo el cálculo del plazo?  No, ello no tiene importancia para efectos de la contabilización.

Según explicó el abogado Gabriel Zamora, de Zamora Baudrit Abogados, los 30 días hábiles persisten, puesto que la ley se aplica por igual a todos los comercios, sin importar que estos abran todos los días o solo un día.

Entonces, si el negocio abre los sábados y domingos igual esos días no deben contarse para efectos de la garantía.

No existen leyes especiales para cada establecimiento en las que se indiquen plazos de garantía mínima distintos. Si existieran, ello podría ser inconstitucional, expresó el jurista.

El voto 049-2008 de la Comisión Nacional del Consumidor sancionó a una empresa -que se dedicaba a la venta de celulares- al pago de ¢1.000.500, pues les informaba a sus clientes que la garantía mínima  para los accesorios de los teléfonos era de 30 días calendario y no de 30 días hábiles, como está fijado en el ordenamiento jurídico.

Normativa:

Reglamento a la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor:

Artículo 57: El plazo mínimo de garantía será de treinta días hábiles, contados a partir de la fecha de entrega del bien o de la prestación del servicio, sin perjuicio de que el comerciante o proveedor otorgue plazos mayores, en cuyo caso estos prevalecen.

Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor:

Artículo 43: “…Los consumidores tienen hasta treinta días, contados a partir de la entrega del bien o de la prestación del servicio, para hacer valer la garantía ante la Comisión para promover la competencia. Si se trata de daños ocultos del bien que no se hayan advertido expresamente, el plazo comienza a correr a partir del momento en que se conocieron esos daños. Si el contrato entre las partes establece plazos mayores, estos prevalecen”.

En este link podrá encontrar un ejemplo en el que se calcula la garantía de un producto: http://www.quienpagamanda.com/2012/04/ejemplo-de-calculo-del-plazo-de-garantia-minima-al-comprar-un-producto/#more-6090