Carlos Avendaño, diputado: “La situación se presta para extorsiones”

Diputado buscar eliminar anonimato de guachimanes.

Por Joanna Nelson.

Foto: Restauración Nacional y Asamblea Legislativa. Avendaño les recomendó a los consumidores ser recelosos cuando son abordados por “cuida carros”.

Carlos Avendaño, diputado de Restauración Nacional, cree que el trabajo de los guachimanes debe regularse para proteger a los consumidores de extorsiones, daños a sus vehículos y, en general, situaciones amenazantes.

Para ello presentó el proyecto “Ley de Creación del Registro de Cuidadores y Vigilantes Informales de Automotores Estacionados en las Vías Públicas”, actualmente en discusión en la Asamblea Legislativa.

-¿Qué tan grave es el problema de los “cuida carros?”

-“La situación se presta para extorsiones (y situaciones) que van en contra precisamente del usuario. Por ejemplo, alguien se acerca, le ofrece el servicio de cuidarle el carro y, en ocasiones, al regreso su carro ha sido dañado o tachado y esa persona anónima no aparece por ningún lado. Con el registro, como plantea el proyecto, los “guachimanes” tendrían un permiso que debería estar en un lugar visible y habría una mayor seguridad para aquellas personas que usan ese servicio. Además, la regulación busca que no estén armados, que estén debidamente identificados y que no puedan establecer una tarifa, sino que sea lo que el usuario quiera darles. Tampoco pueden adueñarse de un espacio público”.

-¿Qué aporta este proyecto que no esté ya en la Ley de Regulación de los Servicios de Seguridad Privados?

-“(La ley actual) es general, no una ley puntualizada en crear un registro, en crear un mecanismo para que las personas que quieren ofrecer ese servicio presenten sus requisitos y el Ministerio de Seguridad Pública les acredite como tal. El proyecto es específico y viene a ordenar algo que se está dando en la práctica”.

-¿En qué etapa se encuentra este proyecto?

-“Todavía no ha terminado el proceso en la Comisión de Gobierno y Administración. Se han hecho una serie de consultas y audiencias, y la mayoría de los entes consultados ha tenido una respuesta positiva. Yo espero que cuando se reanude el período ordinario el proceso continúe y el proyecto se dictamine”.

-Algunas críticas ponen en duda que una nueva ley pueda solucionar el problema.

-“El fenómeno se da, es real, lo vemos en nuestras calles. Pero, tiene un agravante: son personas anónimas las que están brindando este servicio. Lo que pretende la normativa es traer orden a lo que se está dando: Que la persona tenga que presentar su hoja de delincuencia, sus datos personales y que un ente como el Ministerio de Seguridad Pública, teniendo un registro, los pueda acreditar o no. Si es una persona que tiene antecedentes, es buscada por la justicia, etc, no se le va a acreditar.

“Esa credencial debe ser visible y le va permitir al usuario saber quién es el guachimán, qué número de permiso tiene, cómo ubicarlo. Ya no es una persona anónima. No hay ley que venga a crear una perfección, pero esta crea un tamizaje. (Hoy) cuando vuelve la persona y el carro está dañado, Pedro Pérez no aparece. Con la ley, por lo menos ya hay elementos sólidos para poner una queja. “Mire, el señor Pedro Pérez se ofreció, me estaba cuidando el carro”.

“Entonces, ya hay algo que beneficia al usuario.

“Eso se reguló en Chile y los resultados han sido sumamente positivos para la ciudadanía. Disminuyeron los carros tachados que se dejaban en las calles, porque los que ya estaban debidamente autorizados no iban a arriesgar su acreditación y el trabajo lo estaban haciendo bien”.

-Por ahora, ¿qué le aconseja a quienes tienen que lidiar con los “cuida carros” todos los días?

-“Nosotros tenemos un problema de idiosincrasia, confiamos mucho. Cuando se acerca alguien con una expresión cordial como ‘¿doñita, se lo cuido? o ¿se lo cuido, macho?’, ya para nosotros es como una especie de garantía y no debería ser así. Precisamente es ahí, en ese ámbito de confianza, que ocurren un montón de cosas y hay que ser un poco más receloso.

“Por otro lado, muchos “cuida carros” han hablado conmigo y expresado simpatía con el proyecto. Creen que el proyecto les va a ayudar a diferenciarse de gente (otros “cuida carros”) que anda en otras cosas”.

En Breve:

¿Qué plantea el proyecto?

– Crear un Registro de Cuidadores y Vigilantes de Automotores, con sede en el Ministerio de Seguridad Pública. El Ministerio debe vigilar esta actividad.

– Los interesados deberán registrarse y se les dará un gafete con el número de registro, renovable cada dos años.

– Los “cuida carros” no podrán llevar armas consigo.

– Se aclara que no adquieren ningún derecho sobre la vía y que no pueden obligar a las personas a que les paguen.

– El proyecto plantea sanciones como la suspensión de la acreditación por un período de seis meses.

Fuente: Proyecto de ley 18.059.

Lea más sobre este tema:

Guachimanes obligados a registrarse ante el Ministerio de Seguridad

Los “guachimanes” dan su versión