Tip de la semana: ¿Qué es el derecho a la autodeterminación informativa y cómo ejercerlo?

Imagen ilustrativa. Hoy empezó a funcionar la Agencia de Protección de Datos de los Habitantes.

En el 2005 una ciudadana fungía como fiadora de una operación crediticia y fue notificada judicialmente de que estaba atrasada en los pagos.

Ella procedió a cancelar lo que debía, pero una protectora de crédito mantuvo registrado en sus bases de datos que aún poseía esa deuda, lo cual le impedía obtener un préstamo en varias entidades financieras.

A pesar de insistirle a la protectora que corrigiera la información, la empresa no lo hacía, por lo que en el 2008 la mujer presentó un recurso de amparo ante la Sala Constitucional en el cual alegó que se estaban violando sus derechos a la intimidad y a la autodeterminación informativa.

Es muy común que este tipo de compañías acumulen bases de datos con información personal de los ciudadanos. Es probable que usted se haya visto afectado alguna vez a raíz de que la información almacenada en estas no era exacta ni verdadera.

Pero, ¿qué significa el derecho a la autodeterminación informativa?

Este se refiere a la “facultad de toda persona para ejercer control sobre la información personal que le concierne, contenida en registros públicos o privados, especialmente los almacenados mediante medios informáticos”, según lo definen los abogados Lidia Viggiola y Eduardo Molina.

En el caso citado, la Sala Constitucional manifiesta en torno a esa garantía que “se concede al ciudadano el derecho a estar informado del procesamiento de los datos y de los fines que con él se pretende alcanzar, junto con el derecho de acceso, corrección o eliminación en caso que se le cause un perjuicio ilegítimo (Sentencia 15967-2008).

Según ha manifestado el alto tribunal constitucional en su jurisprudencia, las protectoras de crédito no pueden guardar información que sea estrictamente privada (como aspectos relacionados con la raza, religión, preferencia sexual, entre otros). Asimismo, los datos deben ser exactos y veraces.

El año anterior, la Asamblea Legislativa aprobó la Ley de Protección de las Personas Frente al Tratamiento de sus Datos Personales, la cual recoge los principios que la Sala Constitucional había venido delineando en torno al asunto.

Precisamente, las personas pueden denunciar ante la Agencia de Protección de Datos de los Habitantes (Prodhab) “que una base de datos pública o privada actúa en contravención de las reglas o los principios básicos para la protección de los datos y la autodeterminación informativa”.

Después de interpuesta la denuncia, la Prodhab tiene un mes para dictar una resolución.

Según informó Errolyn Montero, vocera del Ministerio de Justicia y Paz, dicha agencia empezó a funcionar hoy, de manera que los ciudadanos ya pueden presentar sus reclamos ante esta.

Este órgano de desconcentración máxima se ubica en el Registro Nacional y existe un convenio entre el Registro y el Ministerio de Justicia para que la agencia pueda realizar su labor.

Ley de Protección de la Persona Frente al Tratamiento de sus Datos Personales:

Artículo 4.- Autodeterminación informativa

“Toda persona tiene derecho a la autodeterminación informativa, la cual abarca el conjunto de principios y garantías relativas al legítimo tratamiento de sus datos personales reconocidos en esta sección.

“Se reconoce también la autodeterminación informativa como un derecho fundamental, con el objeto de controlar el flujo de informaciones que conciernen a cada persona, derivado del derecho a la privacidad, evitando que se propicien acciones discriminatorias”.

Artículo 7 (sobre el derecho de rectificación):

“…Se garantiza el derecho de obtener, llegado el caso, la rectificación de los datos personales y su actualización o la eliminación de estos cuando se hayan tratado con infracción a las disposiciones de la presente ley, en particular a causa del carácter incompleto o inexacto de los datos, o hayan sido recopilados sin autorización del titular…”.