Beso Restaurante deja plantada a consumidora que tenía cita para planear su baby shower

Por Natalia Arce.

Imagen ilustrativa.

El pasado 3 de febrero me dirigí a Beso Restaurante en Sabana Sur, con cita en mano junto con mi madre y mi hermana, pues quería realizar mi baby shower en ese lugar.

Cuando llegamos, el administrador del restaurante y único con la potestad de negociar una posible reservación, se había ido a sabiendas de la cita.

Me pidieron que lo esperara pues regresaría en cualquier momento y, tras 45 minutos, le vimos llegar y desvanecerse dentro de las instalaciones a donde no teníamos acceso.

Las meseras no quisieron llamarlo y pasamos por la pena de llamar por teléfono al mismo lugar, para que la secretaria le dijera que seguíamos esperando.

Ella bajó junto a él para que nos atendiera y aún sabiendo que nosotras éramos las primeras, nos miró y se llevó a otra gente que conocía a lo interno del lugar, presumo que para mostrárselos pues había eventos y no estaba habilitado para cualquier persona el acceso.

La secretaria muy apenada nos dijo que ya venía, pero pasaron otros 30 minutos.

Indignadas nos levantamos, justo cuando él regresaba otra vez y creyendo que se disculparía, tomó una silla frente a nosotras y se puso a hablar con la misma gente a la que había atendido anteriormente.

Buenos modales, respeto a las personas y su tiempo y sobre todo buen servicio al cliente, son cosas que hacen falta en el administrador y que comienzan a visualizarse en su negocio, porque detrás de un patán las cosas nunca crecen.

Nota de QuienPagaManda.com: Este sitio intentó obtener la versión del restaurante, por lo cual envió un correo que no ha sido contestado todavía. Además, dejó un comentario en el Facebook del restaurante. Pero, al parecer, este fue eliminado por los administradores.