Consumidor critica a restaurante Pollo Sus Amigos por venderle sándwich distinto del que anuncia

Por Christopher Vega Alfaro.

Foto: Christopher Vega. Este es el sándwich que ordenó el consumidor.

Hace varias semanas me quejé de la mala presentación de las alitas de pollo del restaurante Pollo Sus Amigos, en Heredia, que varias personas y yo habíamos ordenado.

Es cierto que se me ofreció la oportunidad de hablar con el gerente, pero preferí no hacerlo y dar una oportunidad más, pues pensé que fue un error del momento.

El domingo 19 de febrero decidí ordenar el “Longboard Chicken Sándwich”.

Cuando hice la orden, le pregunté a la persona que me atendió cómo era el pollo del sándwich a lo que me dijo que eran dos pechugas de pollo deshuesadas en salsa barbacoa o mostaza miel, con queso blanco, tomate y lechuga.  Decidí ordenarlo en combo, que cuesta ¢4.600.

Normalmente, uno sabe que el producto va a ser algo diferente de las fotografías que ponen, pero esto ya es el colmo del descaro.

En la foto se puede ver el sándwich que recibí, apenas lo saqué de la bolsa.

Esta es la publicidad que el restaurante coloca en su Facebook.

Lo que venden no se compara con lo que promocionan en el Facebook del restaurante (ver foto).

Para rematar, cuando los llamé para quejarme, el administrador me insistió en que el sándwich tenía las dos pechugas de pollo deshuesadas.

Le pedí que me devolviera mi dinero que, por suerte, hizo. Antes, de muy mala manera, me dijo que si no tenía la factura o hacía falta el refresco o las papas de la orden no me devolvía nada.

Puse mi queja en la página de Facebook del restaurante y dos veces la borraron.