Tip de la semana: ¿Qué es un contrato de adhesión y qué debo considerar antes de firmarlo?

Imagen ilustrativa. Una vez que firmó el contrato, tras estudiarlo y entenderlo bien, no olvide pedir una copia de este.

¿Se imagina estar “atado” más de un año a una empresa que ofrece un servicio que no cumple con sus expectativas por no haber leído con calma el contrato?

En QuienPagaManda.com constantemente llegan quejas sobre este tema. Algunas de ellas tienen que ver con empresas de cable o de satélite como Sky, cuyo contrato es de un período de 18 meses.

Hay consumidores quienes, disconformes con el servicio de dicha empresa, deben esperar todo ese tiempo para pasarse a otra.

Pero, empecemos por lo más importante, ¿sabe usted qué es un contrato de adhesión?

Se trata de un “convenio cuyas condiciones generales han sido predispuestas, unilateralmente, por una de las partes y deben ser adheridas en su totalidad por la otra parte contratante”, según lo define la Ley de la Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor.

Lo anterior significa que usted no tiene ninguna posibilidad de negociar las condiciones del contrato, solamente puede aceptarlo o rechazarlo.

Otros servicios que emplean estos contratos son los relacionados con telefonía, seguros, banca, tarjetas de crédito, entre otros.

A continuación le ofrecemos algunos consejos que es importante que tome en cuenta antes de firmar un contrato de este tipo, los cuales fueron proporcionados por la abogada de la Asociación de Consumidores Libres, Adriana Rojas, y por Erick Ulate, presidente de Consumidores de Costa Rica.

También se consultó el sitio web del Ministerio de Economía, Industria y Comercio.

Recomendaciones:

– Lea bien el contrato y asegúrese de que entiende todos los elementos que hay en él.

– Si no entiende algo, pregunte, pregunte y pregunte, hasta que comprenda.

– Solicítele a la empresa que, si va a emplear lenguaje técnico, ponga entre paréntesis a qué se refiere.

– Pregunte cuáles son los riesgos de suscribir el contrato y pida que los pongan por escrito.

– Si en el contrato existe alguna cláusula en la que se menciona que el consumidor acepta que conoce determinado reglamento o ley, debe leer esos documentos, pues forman parte integral del contrato.

– En el caso de los contratos de ventas a futuro, como los servicios funerarios, fíjese que el escrito cuente con la autorización del Ministerio de Economía.

– No firme ningún contrato bajo presión y solicítele a la empresa o entidad que le proporcione el documento para analizarlo detenidamente, de ser preferible en la comodidad de su casa, antes de tomar cualquier decisión.

– Una vez que firmó el texto, tras estudiarlo y entenderlo bien, no olvide pedir una copia de este, por si surgiera algún reclamo o inquietud.

– Si se establecieran cláusulas verbales, asegúrese de que haya un testigo presencial. No obstante, es preferible que toda cláusula se ponga por escrito, para mayor seguridad.

– Si el contrato se firma fuera de la empresa comercial, nos hallamos ante una venta a domicilio. En estos casos, el consumidor puede retractarse en un plazo de ocho días naturales, según los lineamientos del artículo 40 de la Ley de la Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor.

– En los casos en que exista una cláusula con la que usted no está de acuerdo y no puede acudir a la competencia porque solo esa empresa ofrece el servicio o, al acudir a la competencia se topa con la misma cláusula, puede firmar bajo protesta. Esto significa que a la par de la firma se pone la frase “bajo protesta”, lo cual facilitaría su defensa en caso de tenga que recurrir ante los tribunales.

Lo invitamos a escuchar esta nota, en la cual Rojas y Ulate se refieren a este asunto: