Cliente de Compumóvil alega haber recibido cobros por servicios que no le otorgaron

Por Homer Dávila Gutiérrez.

Foto: Celal Teber. Imagen ilustrativa.

La empresa Compumóvil, que distribuye computadoras marca Toshiba, me cobró por servicios que nunca dio.

Al realizar el reclamo, su respuesta fue devolver solamente una parte del dinero.

Evidentemente, como toda persona sensata que sabe defender sus derechos, no acepté ni un cinco menos del total.

A continuación detallo lo sucedido:

El 30 de enero llevé mi computadora portátil a Compumóvil Centro Autorizado de Toshiba, situado en el Outlet Mall, con el objetivo de que fuera revisada y posteriormente reparada.

El 1 de febrero uno de los empleados me envió un correo donde únicamente me adjuntó una cotización de un equipo nuevo. En el correo se indicaba el nombre, modelo y costo del equipo nuevo para que yo lo comprara.

En dicha nota no se indicaba por ninguna parte el informe por la supuesta “revisión” técnica a la que fue sometido el equipo, reitero, solamente se informaba de la cotización de equipo nuevo, el cual era por un monto $581,44, evidentemente más caro que el precio de una computadora nueva.

El 2 de febrero, por medio de una llamada telefónica y vía correo electrónico, les dije que, debido al costo del nuevo equipo, me era mucho más beneficioso solamente el respaldo de la información contenida en el disco duro, razón por la cual -al día siguiente- remití un disco duro externo para que  realizaran el respaldo.

El 10 de febrero me apersoné a las oficinas de Compumóvil a recoger el equipo y a cancelar el respaldo y “revisión”. Se me indicó que el respaldo fue realizado exitosamente, por lo cual cancelé en efectivo el monto adeudado.

Al finalizar el día, me percaté que el disco duro externo no tiene ningún respaldo.

Por esta razón, envié un correo en el que informé del caso y solicité que el problema fuera solucionado.

El 11 de febrero me apersoné nuevamente a las oficinas de la empresa, donde me indicaron que únicamente se me haría la devolución de una parte del dinero, que corresponde al respaldo de los archivos contenidos en el disco duro, pero que ellos retendrían el porcentaje completo que corresponde a la supuesta “revisión” técnica del equipo.

Yo no acepté dicho arreglo, pues tal revisión técnica nunca se realizó. Nunca se me entregó un informe donde se me indicaran los problemas que presentaba el equipo, sino solamente una cotización para la compra de componentes nuevos.

Ante tal situación, Compumóvil decidió no reintegrarme el dinero completo y afirmaron que no les importaba ante quién  llevara el caso.

En la empresa enfatizaron que ellos no van a devolver la totalidad del dinero cancelado por mí.