Hotel pretendió alojar a cliente en habitación “totalmente diferente” a las que anuncia en Internet

Por Randall Zamora.

Foto: Jane Cleary. Imagen con fines ilustrativos.

Hicimos una reservación en el hotel Mar de Luz, en Jacó, basándonos en las fotografías del sitio web y en la información que nos dieron al llamar por teléfono al hotel.

Reservamos lo que ellos llaman “Garden Villa”. Según nos dijeron, estas correspondían a “hermosas casas con habitaciones de estilo cabaña totalmente equipada con: cama doble, televisión por cable, aire acondicionado y agua caliente”. 

Sin embargo, al registrarnos y entrar a la habitación, era totalmente diferente.

Por ejemplo, el tamaño de la habitación era mucho más pequeño de lo que se muestra en la página web, el aire acondicionado no funcionaba y hacía un ruido que jamás nos hubiera permitido dormir.

Por último, los electrodomésticos eran viejos y ni siquiera había microondas, lo cual es inaceptable mientras se paga una tarifa de $120 por noche.

Al ver todo lo anterior, decidimos no quedarnos y exigir la devolución del dinero.

Al hablar con la administradora, ella misma confesó que conocían el problema en esa habitación y en dos habitaciones más, con lo cual nos percatamos que ellos ya conocían el problema y aún así nos dieron esa habitación.

Respecto de la devolución del dinero (creemos que es lo mínimo que podían hacer, ya que ni siquiera sabíamos dónde más podíamos quedarnos a las 5:00 p.m.), dado que habíamos pagado la mitad por transferencia bancaria y la otra mitad con tarjeta de débito, nos dieron en efectivo el monto de la transferencia e hicieron la anulación del voucher por el pago de tarjeta.

Solicitamos encarecidamente a la administradora que llamara a Credomatic y, con el número de afiliado del hotel, reportara dicha anulación para así agilizar la devolución del dinero a la cuenta, dado que este es el debido proceso (esto fue consultado anteriormente a Credomatic por nosotros mismos).

Ella nos indicó que lo haría de inmediato (esto fue el martes 27 de diciembre del 2011).

No obstante, el viernes 30 nos dimos cuenta que no teníamos acreditado el reintegro del dinero (lo cual dura un máximo de 48 horas).

Por lo tanto, volvimos al hotel, hablamos y la administradora nos dijo que ella no sabía el número de afiliado y que pasó el caso a la contadora.

Llamamos a la contadora y nos indicó que a ella no le habían informado, en ningún momento, que debía llamar a Credomatic.

Dada nuestra insistencia para que lo hiciera, ella procedió a hacerlo de inmediato y, gracias a esto, el dinero fue acreditado el mismo día.

Finalmente, reitero que nos sentimos engañados por el hotel, ya que ellos sí sabían la problemática que presentaba la habitación, siendo esta totalmente diferente a lo que dice la publicidad en su página web www.mardeluz.com  y lo dicho por el personal del hotel.