Clienta de La Casa de Doña Lela critica que no había agua en los baños para atender emergencia sufrida por amiga

 

Imagen ilustrativa.

Por Mailyn Ramírez.

Hace unos días fui con mis amigas al restaurante La Casa de Doña Lela, en Curridabat y, mientras una de ellas se comía un ceviche, un elemento duro y escamoso se le atoró en su garganta.

De inmediato, fue al baño para tratar de hacer algo y topó con la sorpresa de que el lavatorio no tenía agua.

De igual manera, terminó entrando al baño de hombres y nada resultó, por lo que tuvo que irse de emergencia al Hospital Clínica Bíblica.

Ante la falta de interés del personal en general, terminé cancelando todo el plato fuerte que ni siquiera tocamos y con la cajera deseándome lo mejor para mi amiga y justificando su falta sin mucha pena.

Vamos al restaurante porque somos clientes frecuentes, pero me pareció una falta de consideración de su parte y pienso que deben tener más precaución para que un evento como este no vuelva a suceder.