Hijo de ama de casa dice que Popular pone “trabas” a ahorro de su mamá al él no tener cuenta con el banco

Foto: Tomada del sitio http://www.sxc.hu

Por Roberto Chavarría.

Este caso que les voy a contar, la verdad me tiene muy indignado.

Resulta que mi madre, quien es ama de casa, tiene sus ahorros desde hace muchos años en el Banco Popular.

Desde que todos tenemos que darle los datos a los bancos acerca de dónde salen nuestros ahorros y nuestro dinero, por la ley 8204, a mi mamá le han “pedido cuentas” de dónde provienen sus ingresos si es ama de casa.

Ella reportó que yo, mensualmente, le doy un aporte y que de ahí salen sus ahorros.

El banco le pidió, por consiguiente, una copia de mi orden patronal, de mi cédula y una carta explicando de dónde sale su dinero.

Yo, con un poco de recelo, le hice la carta, le copié mi cédula, le copié mi orden patronal, un recibo para verificar la dirección y con esos papeles se fue al banco a declarar.

La persona que la atendió le dijo: “¿Su hijo tiene cuenta en el Banco Popular?”. Mi madre le respondió que no.

Entonces, la persona le dijo que me presentara yo para verificar personalmente los datos que le había enviado en dichos papeles, o sea, si yo hubiera tenido cuenta en el Popular, le aceptan los papeles y la dejan seguir ahorrando.

Mi pregunta es: ¿por qué el Banco Popular, entonces, le pidió tantos requisitos a mi mamá para seguir ahorrando que finalmente no aceptaron porque yo no soy ahorrante de ese banco? ¿Por qué le condicionan a mi mamá su derecho a ahorrar si llevó los papeles que un principio le habían solicitado?

La persona que la atendió le dijo que son “políticas del banco”.

¿Esta ley funciona así, entonces? ¿Quién quiera ahorrar tiene que demostrar que el dinero que recibe pasó primero por tal o cuál banco?

La verdad estoy muy indignado y molesto, porque mi mamá lo único que quiere es ahorrar su dinerito.

Me gustaría que alguien del Banco Popular me explique si el asunto va a seguir así, porque si sigue así, mi mamá dejará de ahorrar en este banco que le da tantas trabas para hacer algo sumamente normal y honesto como es el ahorro.