Usuario alega que Banco Nacional se niega a corregir su estado de morosidad, pese a resolución judicial

Por Fernando Fernández Salazar.

El Banco Nacional me embargó injustamente por un supuesto saldo oculto que había quedado de una tarjeta de crédito.

El Juzgado Especializado en Cobro del Segundo Circuito Judicial, una vez que yo hice los depósitos ordenados, hizo la liquidación de mi supuesta deuda, me informó incluso que había quedado un saldo a mi favor y notificó, tanto a mi persona como al Banco Nacional, sin que se apelara la resolución final.

Ahora, solicito al banco que corrija la categorización de riesgo como posible sujeto de crédito (categoría 3), la cual gestionó el Banco Nacional ante la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef). Pero, me indican que, independientemente de lo que haya resuelto el Juzgado, debo cancelarles el monto que ellos alegan les debo.

Es decir, la resolución de un juez de la República no les interesa.

En este momento, no sé que hacer, pues la supuesta deuda no está reportada en sistema y, aunque he hecho la consulta en cajeros del Banco Nacional, no me aparecen saldos deudores.

Actualmente, tengo en trámite una operación de crédito en otra entidad, la cual está a punto de ser rechazada por la categorización que tengo en la Sugef.

Si algún profesional en Derecho me puede aconsejar qué hacer, le estaría muy agradecido.

Respuesta del abogado Gabriel Zamora, de la firma Datalegal:

“El trámite es el siguiente: debe redactar un escrito tipo carta dirigido al departamento legal del banco en el que solicite formalmente la modificación del dato de morosidad, indicando las razones, según considere que se ajusten a derecho.

“De dicho escrito debe llevar copia al Centro de Información Crediticia de Sugef (por supuesto que debe pedir firma y sello de recibido en ambas instituciones).

“Si en 30 días no recibe respuesta satisfactoria del banco, debe hacer un nuevo escrito a CIC Sugef indicando dicha situación. En ese momento, Sugef obliga al banco a responder en “un plazo considerable”.

“Si, a pesar de las dos gestiones anteriores no obtiene una solución, debe presentar un recurso de hábeas data en sede constitucional.

“Suena un poco engorroso, pero dichas gestiones han generado resultados positivos en los casos en que el deudor lleva razón”.