Mi carro sufrió daños en un estacionamiento público y este no se quiere hacer responsable, ¿qué hago?

Una lectora nos plantea el siguiente caso. En párrafos posteriores se le ofrece una respuesta a su consulta:

Por Adriana Esquivel.

El domingo 27 de noviembre dejé mi vehiculo en el estacionamiento”El Nido”, al frente del parque de Heredia.

Cuando mi mamá y yo lo fuimos a retirar, notamos que la puerta del pasajero -en la parte de adelante- no abría. Por supuesto que vimos que tenía un golpe de ese lado.

Hablamos con el administrador del parqueo y este llamó al Instituto Nacional de Seguros (INS).

Se realizó el proceso respectivo con el INS y se tomaron las fotos.

A los días, llevamos el carro al taller para la reparación y nos comentaron que no lo pueden recibir porque el INS no le ha asignado el número de caso.

Fuimos al INS y nos dijeron que teníamos que hablar con el administrador del parqueo para que enviaran una carta autorizando el uso de la póliza del parqueo.

Fuimos a hablar de nuevo con el administrador del estacionamiento y, en resumen, nos respondió: “El parqueo no se va a hacer responsable por ese golpe, pongan una demanda legal”.

Me pregunto: ¿Será más seguro estacionar el carro en la calle, que en los parqueos?

Los parqueos brindan un “servicio” y, hasta donde tengo entendido, deberían hacerse responsables por los daños causados a los vehículos dentro del parqueo.

¿Cómo debo proceder en este caso donde, teniendo pruebas (INS, fotos, video), el parqueo no se hace responsable?

Efectivamente, el artículo 2 de la Ley Reguladora de los Estacionamientos Públicos señala que “las personas, físicas o jurídicas, encargadas de prestar el servicio de estacionamiento público serán responsables y garantes de la guarda y custodia de los vehículos, mientras estos permanezcan dentro del estacionamiento. Deberán actuar con la mayor diligencia y buena fe posibles. Responderán del daño, menoscabo o perjucio que se cause a los vehículos por dolo o culpa atribuible al prestatario del servicio o sus empleados, según el caso”.

Entre tanto, el artículo 3 de la citada ley estipula que la administración de los estacionamientos está obligada a custodiar “por la seguridad de los vehículos, sus accesorios y los objetos que contengan”.

El artículo añade que si “se comprobare que el estacionamiento faltó a los deberes de cuidado, la administración será responsable civilmente por la sustracción o daño al vehículo, sus accesorios o los objetos que se encuentren en el interior, lo anterior sin perjuicio de la responsabilidad penal que pueda caber a la gerencia del estacionamiento o sus empleados…”.

Consultado sobre este tema, el abogado Alberto Castillo recomendó que, en primer lugar, la afectada interponga la denuncia contra el parqueo ante la Asociación Costarricense de Estacionamientos y Afines.