Consumidor se queja de que en súper Cristal no hay información clara sobre precio de “casados”

Por Alberto A. Borges Fallas.

El supermercado Cristal, en Curridabat, tiene una ventanilla (en el food court) donde venden fundamentalmente “casados”, desde alrededor de mediodía hasta pasada la una de la tarde.

Hace más de un año, me quejé ante la Defensoría del Consumidor de que los precios no se exhibían y de que, una vez que uno había hecho fila y le habían “alistado” la comida, la cajera cobraba como una lotería.

La Defensoría atendió mi solicitud y ellos pusieron un listado en letra ilegible y la situación persiste.

Un día pedí un “casado” que traía arroz, puré, pescado (tiburón), ensalada y fresco, que en cualquier parte vale menos de ¢2.500, y me cobraron ¢3.125. 

Al preguntarle a la cajera qué me estaba cobrando, respondió que por porciones es más caro.

El plato del día cuesta ¢2.200. No hay ninguna información visible que le señale al consumidor qué incluye el famoso especial del día.

Considero que hay una clara violación a la Ley 7472, en su artículo 32, inciso c, que dice que son derechos fundamentales e irrenunciables del consumidor “el acceso a una información, veraz y oportuna, sobre los diferentes bienes y servicios, con especificación correcta de cantidad, características, composición, calidad y precio”.

Pido a la Defensoría del Consumidor tomar cartas en el asunto y así proteger a todo consumidor.