Clienta de Almacenes Siman se queja de “acoso” telefónico por parte de empresa

Hace aproximadamente un año adquirí una tarjeta de crédito de los Almacenes Siman.

Proporcioné correo electrónico y teléfono fijo, pues nunca doy mi celular.

A partir de esa fecha, recibo -para cada promoción- un correo electrónico, un mensaje de texto al celular y llamadas al celular.

He hablado, entre otras personas, con el jefe de crédito y con la jefa de mercadeo solicitando que paren, que no me envíen más mensajes, sobre todo que no utilicen mi celular, todo sin éxito.

El 23 de noviembre volví a recibir una llamada a mi celular.

Eso es abuso, acoso o no sé qué y no para, aunque uno lo pida o amenace con cancelar la tarjeta.

He hecho, por lo menos, diez llamadas sin éxito. Este tipo de prácticas e irrespetos tienen que parar.