Comprador cuenta que en Adoc no le quisieron cambiar zapatos dañados

Por José García

El 17 de octubre compré unos zapatos por un monto de ¢36.995 en la tienda Adoc del Centro Comercial del Sur.

A los cinco días, los zapatos se rompieron por dentro, por lo que fui de nuevo a la tienda y me dijeron que no me los podían cambiar, porque la gerente estaba libre y solo ella podía autorizar el cambio.

Ante ello, pensé: ¿Entonces cómo abrieron la tienda si no hay nadie que se haga responsable?

Volví la semana siguiente y la encargada, con un montón de excusas, buscaba no cambiarme el producto y, por último, me indicó que no tenía más de la misma talla, por lo que no podía cambiármelos ese día.

Me dijo que volviera la semana siguiente, pero que no me siguiera poniendo los zapatos porque estaba haciendo una excepción conmigo efectuando el cambio.

Le dije que solo estos zapatos tenía para trabajar, puesto que para ello los compré. Ella dijo que si los seguía utilizando no podría cambiármelos.

La semana siguiente me presenté a la tienda y, obviamente, seguí utilizando los zapatos, porque no tengo otro par negro y no iba a comprar otros.

El dependiente me indicó que la encargada había dicho que no me los podían cambiar, ya que los seguí utilizando y que ella no podía atenderme.

Aquí estoy un mes después con unos zapatos de ¢37.000 en mal estado y Adoc no quiso hacerse responsable por la mala calidad de estos.