Logre una mayor cobertura en su seguro de automóvil al menor costo posible

Por Manuel Vargas.

Experto en seguros.

A partir del 10 de marzo el Instituto Nacional de Seguros (INS) aumentó las tarifas de las coberturas de Responsabilidad Civil del seguro de automóviles, situación que se ha evidenciado más en aquellos asegurados que solo cuentan con el seguro comúnmente conocido como seguro a terceros.

En el caso de los asegurados que, además, cuentan con las coberturas de daño directo para su propio vehículo (dentro de las que están colisión y vuelco, robo y hurto y riesgos adicionales) el aumento no ha sido tan representativo dado que, por el contrario y en especial para los vehículos de años más recientes, se han dado descuentos en las primas de daño directo. De esta manera, por efecto combinado, a algunos asegurados les representó, más bien, el pago de una prima menor a la pagada anteriormente.

Las siguientes recomendaciones le indican cómo combinar las coberturas ofrecidas, con la idea de obtener la mayor cobertura al menor costo posible:

1. Revise los montos asegurados de las coberturas de responsabilidad civil. Se recomienda que estén en al menos ¢50 millones por persona y ¢150 millones por accidente en Lesión y Muerte de Personas, y en ¢30 millones por accidente en Daños a la Propiedad de Terceros.

2. Si no tiene incluida la cobertura D de Colisión y Vuelco valore agregarla, ya que esto le representará un descuento del 20% en las primas de Responsabilidad Civil, además de agregar gratuitamente la cobertura de asistencia en carretera.

3. Si su vehículo es de un modelo mayor a 10 años, valore la posibilidad de incluir el aseguramiento con repuestos alternativos, lo que le agregará otro descuento en la prima.

4. Incluya al menos para la cobertura C de Responsabilidad Civil por Daños a la Propiedad de Terceros la cobertura de deducibles, con lo que se garantiza la cobertura desde el primer colón en caso de siniestro. El incremento en la prima es relativamente muy bajo para proteger el 20% de ¢30 millones (es decir, ¢6 millones).

5. Si su seguro es de pago mensual valore cambiarlo a cargo a la tarjeta o deducción mensual, ya que estas formas de pago eliminan el recargo del 6% que se aplica a las formas de pago mensual.

6. Por último, revise que se le haya aplicado la política de descuentos vigente.

7. Para el aseguramiento del propio vehículo existen las franquicias. Son modalidades de aseguramiento en las que se establece un monto de pérdida; sea esta total o parcial, a partir de la que el seguro cubre el 100% de la pérdida sin aplicación de deducible. Actualmente se puede contratar franquicia 100 o franquicia 500, las que le cubrirán el 100% de la pérdida sin deducible en caso de pérdidas mayores a ¢100.000 y ¢500.000 respectivamente, las que eventualmente le representan un ahorro en la prima especialmente si su vehículo tiene una antigüedad menor a los 8 años.

8. Una vez al año revise el valor de mercado de su vehículo para evitar situaciones de infra o sobre seguro.

9. Si su vehículo tiene un valor de mercado mayor a ¢10 millones valore la posibilidad de asegurarlo bajo la modalidad de primer riesgo absoluto “PRA”, en la que establece un deducible único de ¢105.000 y se elimina el deducible porcentual. Como esta modalidad le permite asegurar un monto menor al valor del mercado, el que tiene que estar entre el equivalente en colones de $10.000 y el 80% del valor del mercado, se elimina la condición de infraseguro. Con ello se logra el amparo del 100% de las pérdidas parciales hasta el monto asegurado, pero en caso de que se determine un monto de pérdida mayor al monto asegurado, el seguro le cubre hasta ese monto menos el deducible de ¢105.000, quedando aún pendiente la consideración del posible salvamento.

10. Si su capacidad económica lo permite, también existen otras modalidades de aseguramiento que le permiten retener mayor riesgo, pactando un deducible más alto, lo que evidentemente implicará rebajas en la prima del seguro.

11. Si le ofrecen la cobertura de Gastos Médicos, valore su suscripción solo si usted y su familia no utilizan los servicios médicos de la seguridad social, no tiene suscrito ningún seguro de gastos médicos, póliza de vida o básicas de accidentes, dado que si no estará tomando seguros que ya tiene suscrito o bien no va a utilizar.

12. Cualquier otra cobertura particular podrá ser incorporada al seguro dependiendo de su necesidad de protección. Pida que le expliquen su alcance y necesidad, para no estar pagando por coberturas que ya eventualmente tiene con otro seguro o que no corresponden en su caso.

Todo lo anterior redundará en una mejora sustancial a la protección integral de su riesgo.