¿Médico más preocupado por discutir que atender a paciente?

Foto: CCSS

Por Donald Brenes.

He tenido problemas con el maltrado en la atención recibida en el nuevo hospital de Heredia y espero que ojalá se pueda publicar (esta carta dirigida al hospital) para poder así hacer un cambio en la pésima administración de dicho hospital.  Gracias de antemano y saludos cordiales.

“Estimados Señores:

Me dirijo a ustedes respetuosamente con la intención de que solucionemos un lamentable inconveniente que sufrí la semana pasada en el área de emergencias del nuevo Hospital San Vicente de Paul.

En concreto les comento que el pasado Viernes 17 de Junio del año en curso, llevamos a un familiar cercano al servicio de emergencias del citado hospital, a las (7 p.m) aproximadamente; la pasaron a consulta una hora después y otra hora más tarde, es decir, a las nueve de la noche, le sacaron una muestra de sangre para laboratorio, y ella (la paciente) en todo momento le hizo saber al personal de dicha institución, que ella era una paciente epiléptica y que sentía que le podía venir un ataque convulsivo y absolutamente nadie le puso atención.

Aproximadamente cerca de la una de la mañana, la paciente se me descompuso y cae al piso, y en ese momento, debido a la indiferencia del personal, tuve un arrebato de ira y golpee una puerta de metal, para ver si así salían a atender a la paciente, y lo que ocurrió fue que más bien, un doctor (del cual nunca supe su nombre, ya que ni él, ni los otros miembros del hospital me quisieron dar el nombre y eso que le pregunté insistentemente a los enfermeros e incluso al personal de seguridad), se empeñó más bien en ordenarle a dos guardas que me saquen del hospital, mientras que la paciente todavía yacía tirada en el piso, negándole con ello, una pronta atención y peor aún, de que el hecho se presentó, en el mismo centro hospitalario.

Entonces, para evitar que me saquen de la sala de espera, le recuerdo a ese médico y a los otros encargados ahí presentes en brindar un servicio de salud en esa institución pública, que soy un asegurado y que gracias a todos nosotros, es el motivo por el cual ellos tienen trabajo, ya que no están allí con la intención de ayudar desinteresadamente a los pacientes, sino que más bien, se ganan el sueldo por brindar a cambio una pronta y efectiva (y más aún en un servicio de emergencias) atención, diagnóstico y tratamiento a todos y cada uno de los asegurados que acudimos a esa área del hospital y que ustedes como profesionales de la salud, es una pena que no sepan o no quieran, cumplir su labor, a como debe ser.

Mi molestia radica principalmente, en que dicho médico se empeña en discutir con mi persona, mientras que yo le solicito que revise a la paciente e incluso le digo, en tono de burla, que si no sabe qué hacer, que haga al menos la “Pantomima” o “Pantalla” de que chequea a la paciente o que por cualquier cosa, mejor llame a alguien que sí sepa de medicina y en ese preciso momento le manifesté mi interés en hablar con el  jefe o el encargado del área de emergencias y nunca nadie dio la cara.

Seguidamente ese médico, empieza a preguntarle a otra persona (que sí se hizo presente para brindar ayuda en la situación acaecida), que cual era el padecimiento de la paciente que uno mismo había llevado, ya que ese doctor no me quería dirigir la palabra.

A pesar de esa amarga experiencia, lo que sí tengo que agradecer, es que la paciente no haya sufrido mayores complicaciones, pero la labor preventiva que brinda dicha institución quedó totalmente menoscabada.

Y es por todo lo anteriormente descrito, que les solicito por este medio, una copia del video de seguridad del área de emergencias en donde se presentó este inconveniente, para que corroboren la veracidad de los hechos acontecidos y por otra parte, quiero ver cuál fue el tiempo de reacción del personal del área de emergencias del nuevo Hospital de Heredia, desde el primer instante en que cayó la paciente al piso, hasta el momento en el cual les dio la gana, el atenderla.

Después de esa experiencia, es una pena, que el Nuevo Hospital de Heredia, no haya podido tener a estas alturas, una óptima o al menos aceptable, gestión hospitalaria; y ese no es sólo mi sentir, sino que más bien, muchos heredianos sabemos que la gerencia hospitalaria no ha podido administrar a cabalidad y a cómo tiene que ser, las necesidades específicas para cubrir los desafíos que manifiesta el tener las riendas de un centro de salud tan esperado e importante a como lo es ahora, el nuevo y muy necesario Hospital de Heredia.

Ya por último, estimados señores, les recuerdo, que ese valioso y querido hospital, no es de ustedes, es de todos y cada uno de nosotros y si ustedes no están interesados y/o dispuestos en hacer necesarios e importantes cambios de una vez por todas en el curso que ha tomado el desempeño de todo su personal, lo menos que pueden hacer, es el admitirlo abiertamente y dejar así el lugar a otras personas que si estén interesadas y dispuestas en hacer los cambios necesarios y tomar las respectivas cartas en el asunto, para ofrecer de una vez por todas el servicio que merecemos y hemos esperado tener por muchos años, y lastimosamente aún estamos esperando.

Sin más a la presente se despide el suscrito, con la esperanza de tener una pronta y satisfactoria respuesta acerca de la lamentable y deplorable situación sufrida”.