Cucaracha “grande y gorda” en escabeche de La Princesa Marina

Por Gerardo Ruiz, periodista.

El pasado 10 de abril fui a comer a la Princesa Marina de Moravia. Cuando ya me había terminado el escabeche de plátano que viene con la sopa de mariscos, me salió una cucaracha grande y gorda en el fondo del recipiente.

La cucaracha estaba muerta pero entera. Era bastante grande. No era una ‘bebé’. Yo ordené una sopa de mariscos que estaba ‘limpia’. Se veía que acababa de caer en la olla pues, repito, el bicho estaba entero.

El gerente llegó de inmediato a la mesa, se disculpó conmigo y con mi esposa, y se excusó diciendo que eso podía suceder tras una fumigada. O sea, el animalito estaba envenenado.

Como si nada nos trajeron los platos que habíamos ordenado previamente, los cuales no consumimos. También me regaló un trago de Johnnie etiqueta negra y se acabó. Mi esposa de inmediato le entregó una tarjeta de abogada. Fue cuando dijo que aparte de no cobrar la cuenta nos invitaba a cenar, cosa que no ha sucedido y que espero que no pase.

No pensé en tomar más acciones, pero después de leer un par de cosas sobre el peligro que representan esos bichos para la salud y los malestares que he sentido (gastritis y males estomacales), me da chicha y valoro demandarlos.

Me pregunto si aún puedo demandar al restaurante.

Saludos y gracias por facilitar el derecho a la queja.

NOTA: Si usted se está preguntando si este es el mismo restaurante que en el 2008 fue clausurado luego de que más de 100 personas se intoxicaron al consumir alimentos contaminados con material fecal, la respuesta es sí.