Scotiabank: Cuando el banco niega información al cliente…

Por Rodrigo Salazar.

“Muchas gracias por esta oportunidad de expresar toda la frustración que uno acumula con estos bancos que ofrecen cielo y tierra y al final son un fiasco. Mi caso es con Scotiabank. Cierto, sucedió hace tres años, pero igual, fue suficiente para que yo no quiera ni ver anuncios comerciales de este banco.

Esto es relacionado con la búsqueda de financiamiento para construir mi actual casa. Hicimos el contacto con el banco por medio de ExpoCasa. Nos prometieron de todo, hasta darnos una especie de “cashback” si lográbamos “embarcar” a compañeros nuestros para que usaran los prástamos hipotecarios de Scotia.

Todo iba bien, hasta que mandaron el perito para que viera la obra. Esta persona, quien nunca quiso ni hablar con nosotros ni entender los planos como era debido, llegó, hizo el avalúo y lo presentó al banco por un valor menor a lo que suponíamos valía la casa, en un 80%.

Claro, el banco nos llama y nos RECLAMA la razón de por qué estábamos pidiendo casi un 80% más de lo que este dizque profesional dijo que valdría la obra. Yo hablo con el agente del banco, le muestro planos, le digo que ese avalúo debe estar malo pues con lo que estimó el perito no se construía ni la mitad del primer piso de la casa. Ponen oídos sordos y no quieren ni siquiera llamarlo.

Pido que se me muestre el avalúo, por el que tuve que pagar 250 DÓLARES, y ellos dicen que no, que es privado y que no nos pueden dar copia. Pido que entonces, en una reunión con el agente, cuando menos me lo muestren para ver dónde está el error, y ellos, como de costumbre, dicen: Yo lo llamo y coordinamos. Tres años después, sigo esperando la llamada. Me quitaron 250 DÓLARES.

Y no es que yo este prejuzgando este caso. Aclaro que entonces me fui al Banco Nacional, empecé el proceso para un préstamo hipotecario, ellos mandaron a su perito, quien hizo el avalúo sin que ni siquiera nos viera, vio planos, vio el lote, vio lo que ya se llevaba construido, y EFECTIVAMENTE, hizo el peritaje tal como lo esperábamos: Casi un 80% superior al que hizo el perito de Scotia.

Sacamos nuestro préstamo sin problemas y ya vivimos en la casa. Por eso, cada vez que me llaman a ofrecer tarjetas (que es a cada rato, por cierto) les digo: Disculpe, pero yo me ‘casé’ con el BNCR, y de Scotia no quiero oír ni pío, pues ME QUITARON $250 y nunca se dignaron a entender la razón de mis quejas”.

LECCIÓN: Antes de pagar un avalúo o cualquier otro monto a un banco, hay que verificar y pedir por escrito una explicación de las cláusulas de transparencia en la información. Claramente, un banco que toma una decisión con base en un documento que se niega a mostrar abre las puertas a muchas dudas y en esos casos es mejor buscar otras opciones.