Comisión investiga si cláusula que permitió cambio en canales de AMNET es abusiva

Aunque los contratos de adhesión – esos de muchas páginas y letra pequeña que las empresas le dan a firmar al cliente con los términos ya definidos- rigen la prestación de los servicios, sus cláusulas pueden ser anuladas si se consideran abusivas.

La decisión la toma la Dirección de Apoyo al Consumidor, que precisamente analiza estos días si la cláusula en la cual se basó Amnet para hacer este mes un cambio en la programación es abusiva. La misma establece que la empresa se reserva el derecho de hacer cambios en aspectos tales como la programación.

La investigación se realiza a raíz de una denuncia planteada formalmente por un cliente molesto con el cambio, el cual elimina canales como HGTV y Food Network del paquete básico ($31) y los sustituye por otros canales de música y novelas mexicanas, entre otros.

Para poder los mismos canales que veían antes, los clientes tendrían que pasarse al paquete digital Premium ($63 más el alquiler de una caja descodificadora de señal digital).

La Comisión deberá determinar, entre otras cosas, si el cambio creó un desequilibrio económico en el contrato en contra del consumidor, según explicó a La Nación Cynthia Zapata, encargada de la Dirección de Apoyo al Consumidor.

El caso, independientemente de cómo se resuelva, es un buen recordatorio para los consumidores de que es importante leer los contratos y que las cláusulas abusivas pueden ser denunciadas e incluso eliminadas.