Compramerica multada por “engaño” a consumidora

Resolución contra compramerica

La Comisión Nacional del Consumidor le impuso una multa de casi ¢1,5 millones a Compramerica, un sitio de ventas por Internet, por “incumplimiento de contrato, falta de información y publicidad engañosa”, según se lee en la resolución.

La decisión no debería sorprender, pues las quejas por los incumplimientos de esa empresa en Costa Rica y otros países centroamericanos abundan, principalmente por no entregar la mercadería ni devolver el dinero o devolverlo con meses de atraso.

Sin embargo, este caso es interesante porque porque va más allá de lo obvio (la obligación de devolver el dinero) y se deja claro que si un sitio electrónico ofrece un bien y alguien lo compra, el negocio está en obligación de entregarlo.

La denuncia fue planteada por Ayda Elena Vargas, quien compró dos computadoras portátiles en el sitio a un precio bastante bajo ($131 cada una). Minutos después, recibió un mensaje de la empresa comunicándole que las computadoras ya no estaban en inventario, que las removieron del sitio y que le reintegrarían el dinero.

La cliente respondió que ella ya había hecho la compra y que la empresa tenía obligación de entregar lo adquirido. No obstante, cuatro horas después recibió otro mensaje de Compramerica confirmando la devolución del dinero, con una justificación de que la empresa debe verificar las compras con los proveedores.

Es claro que la empresa denunciada no tomó las previsiones necesarias para asegurarse de que contaba con cada uno de los artículos que anunciaba, generando con ello confusión y engaño a la consumidora, quien tomó el tiempo y el dinero para realizar la compra de conformidad con lo anunciado. La oferta obliga si es aceptada y la empresa estaba en la obligación de cumplir con lo contratado (…) El comerciante, en este caso, rescindió un contrato válido sin causa justa”, afirma la resolución.

La denunciante también alegó que en ningún momento del proceso de compra se le advirtió que la compra dependiera de verificar con proveedores.

Además de la multa, se ordenó a la empresa entregar las computadoras en la casa de la clienta.

Múltiples clientes que han tenido problemas con esta empresa se quedan tranquilos con lograr la devolución del dinero tras meses de insistencia y disgustos, pero es importante que tengan en mente que aunque se les devuelva el dinero pueden denunciar a la empresa como una forma de desincentivar las prácticas poco serias que la caracterizan.