45 días de comprado, 42 de ellos en el taller de Importadora Monge

La siguiente historia muestra lo que pasa cuando los términos escritos de la garantía de un negocio benefician más al negocio que a quien recibe la garantía…

El consumidor Ernesto Quesada relata:

“El 19 de diciembre pasado estaba comprándole a mi hijo de15 años el lector de MP3 que deseaba y se me ocurrió hacerlo en Importadora Monge Cartago. Cuando ya me había decidido por el modelo que me pareció mejor, el vendedor me ofreció un teléfono celular.

“Como el mío cumplía en ese diciembre dos años de uso decidí aceptar el ofrecimiento y en lugar de comprar al contado lo que buscaba hice una compra al crédito por esos dos artículos más un DVD nuevo. Al llegar a la casa activé mi flamante teléfono nuevo y todo estuvo en orden hasta que intenté enviar un mensaje de texto. No fue posible!!!!

“Llamé al almacén y me dijeron que el problema era del ICE y yo inocentemente les creí. Fui al ICE apenas tuve tiempo y muy amablemente revisaron el teléfono, pero de ninguna manera lograron hacer que el bendito aparato enviara un solo mensaje de texto y, además, me hicieron notar que una de las teclas nuevas estaba dañada. Lo llevé a la tienda el día 22 de diciembre y luego de hacerme esperar dos agonizantes horas y ver cómo el aparato pasaba de mano en mano me informaron que el teléfono no servía!!!!

“Galantemente me dieron dos opciones: Llevármelo de todas maneras o dejarlo a sabiendas que, por ser fin de año, los talleres ya estaban cerrados, así que cualquier reparación posible tardaría una eternidad. Preferí dejarlo, ya que si me lo llevaba luego dirían que el daño lo había ocasionado el mal uso.

“Veinticinco días después me llaman y me dicen que el teléfono al fin estaba reparado.   Inmediatamente fui a recogerlo. Me leen el reporte de la reparación: Cambio de todas las piezas en dañadas (yo solo había reportado una tecla) y reinstalación del sistema operativo. Esta vez decidí probarlo allí mismo y de nuevo nada de mensajes de texto. Cuando me quejé, el gerente de la tienda me encaró gravemente con cierta altanería y alegó que era mi culpa porque yo había ALTERADO el sistema operativo!!!!! Sí, señores y señoras, era mi culpa porque YO en diciembre ALTERÉ el sistema operativo que ellos instalaron en enero (¿¿¿¿¿?????).

“Resumiendo, hace 45 días (al momento de narrar el caso) compré un teléfono nuevo de paquete en Importadora Monge de  Cartago y lleva 42 días y sus noches en REPARACIÓN… GRACIAS IMPORTADORA MONGE”.