Usuarios denuncian a 45 taxistas por mes

Consejo de Transporte actualmente estudia 300 expedientes contra taxistas

-Cooperativas de taxis instauraron tribunales para sancionar a choferes

La Contraloría de Servicios del Consejo de Transporte Público (CTP) recibe alrededor de 45 denuncias mensuales de personas que se quejan de los malos servicios de taxis.

Actualmente, el CTP analiza 300 expedientes formalmente abiertos contra taxistas, quienes enfrentan la posibilidad de que se les cancelarle la concesión que les permiten operar.

Así lo informó  Javier Vargas, director ejecutivo del CTP, ante una consulta de QuienPagaManda.com. El Consejo es un órgano de desconcentración máxima del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, que “regula y controla en todo el territorio nacional el transporte remunerado de personas en la modalidad de taxi”, según la ley 7969.

De acuerdo con Vargas, los abusos más comunes que se reportan tienen que ver con maltratos verbales, taxistas que se niegan a prestar el servicio o que cobran indebidamente la tarifa.

Este último tema le corresponde a la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep), por lo que el CTP traslada allí las denuncias. Sin embargo, el Consejo sí tiene la potestad de cancelar la concesión por esa causa.

Por su parte, la Aresep ha recibido 73 denuncias contra taxistas.

Carolina Mora, vocera del ente regulador, aseguró que las quejas más habituales tienen que ver con cobros excesivos, el no empleo del taxímetro y el hecho de que el taxista le dé un servicio a una persona mientras transporta a otra.

Amargas experiencias

QuienPagaManda.com ha recibido los testimonios de decenas de personas que han tenido malas experiencias con este servicio y que ilustran por qué las autoridades reciben tal número de denuncias.

Ligia Campos narró cómo en una ocasión un taxista intentó cobrarle más de la cuenta y, como se negó a pagarle el dinero adicional, la dejó “tirada” en un sitio al cual no iba.

Campos incluso ha sido objeto de hostigamiento por parte de varios choferes.

“Otros tres me acosaron sexualmente a tal punto que temía por mi vida. En ningún caso denuncié porque me bajé del taxi demasiado asustada”, narró.

Cristopher Chanto contó cómo en Pérez Zeledón los taxistas casi no emplean el taxímetro, conocido como “maría”.

“Si uno la pide casi siempre le salen a uno con el cuento de que se acaba de descomponer”, mencionó.

Chanto relató cómo un día llamó a un taxi para que lo recogiera en la casa de sus suegros, ubicada a cuatro kilómetros del centro de San Isidro.

Cuando el chofer arribó, Chanto le pidió que lo esperara “un minuto” y que pusiera la “maría”.

“La maría marcaba no más de ¢600, le pagué con ¢1000 y me quedé esperando el vuelto y más bien me dijo que por la vuelta eran ¢2000. Yo le dije que cómo podía ser eso, si la ‘maría’ marcaba diferente. Me dijo que es porque tuvo que venir desde el centro. Al reclamarle se puso matón y mi esposa se asustó un poco, entonces le dije que tuviera los ¢2000”, relató.

No se deje

Sin embargo, es posible hacer que los taxistas respeten la ley. Algunas personas han interpuesto las denuncias ante el Consejo de Obras Públicas y han tenido éxito.

El periodista del periódico La Nación, Sergio Arce, contó cómo hace seis años vivió una experiencia desagradable con un taxista.

“Le dije que nos fuéramos por una ruta más rápida y él me dijo que no, que el que da la ruta es el taxista”.

Arce se defendió y le dijo al taxista que, primero, no tenía por qué levantarle la voz, pues solo estaba dando una sugerencia. Además, le pidió al taxista que parara, le pagó y este ni siquiera le dio el vuelto.

Arce llamó a la cooperativa a la que estaba afiliado el chofer para quejarse de su actitud y se dio cuenta de que había sido denunciado nueve veces por otros usuarios. Pero el reportero fue más allá: Acusó al taxista ante el CTP.

Unos días después lo llamaron del Consejo para sostener un careo con el taxista, pero quien llegó fue más bien el concesionario de la placa.  Este le dijo a Arce que había despedido al chofer.

Sin embargo, el periodista no comprendía por qué si nueve personas habían presentado quejas ante la cooperativa contra ese mismo hombre, la empresa no hacía nada. El concesionario reconoció  su error y, según Arce, eso le bastó.

“Yo le dije al señor: El que usted haya dado la cara es suficiente”. Arce les recomendó  a las personas denunciar a los taxistas que los irrespeten.

“Ojalá la gente viniera a denunciar, pero les da pereza o creen que no se va a resolver nada”, comentó.

Josué Rodríguez es otra de las personas que ha tomado cartas en el asunto cuando sus derechos se vieron vulnerados.

Hace dos años se le presentó una situación desfavorable con un taxista, pero lo denunció ante el CTP y la instancia le dio la razón.

“El mae (el taxista) perdió medio día de brete por hacer vueltas y encima lo amonestaron, dejaron la denuncia en el archivo y, si recibía dos más, le quitaban la placa de taxi, según me dijeron”, detalló Rodríguez.

¿Cómo denunciar?

Si una persona quiere denunciar un mal proceder de un taxista, tiene acudir a la Contraloría de Servicios del CNP.

Tanto el taxista como el usuario son llamados al Consejo para conversar sobre el asunto y llegar a una solución.

Si esta no se da, entonces se abre un proceso formal en el que interviene la Junta Directiva del CTP.

Antes de acudir al CTP, los usuarios también pueden quejarse del chofer ante la cooperativa a la cual aquel esté afiliado, si estuviese afiliado a alguna.

Desde finales del 2007, las cooperativas de taxis establecieron tribunales de conducta, en los cuales se analizan las denuncias interpuestas contra sus asociados.

El tribunal se encarga de emitir una sanción contra el taxista infractor, explicó Maikol Sosa, gerente de la Federación Nacional de Cooperativas de Taxi.

Algunas de las amonestaciones que imponen son: Disculparse con el cliente; reintegrarle el dinero, si es preciso; expulsarlo de la cooperativa por un tiempo; dejarlo sin el servicio de llamadas o, bien, cerrarle facilidades de crédito para la compra de combustible o de repuestos.

Sosa detalló cómo las ocho cooperativas agremiadas en la Federación deben remitirle un informe donde se registren las denuncias planteadas por los usuarios, con la respectiva sanción que recibió el chofer.

Con esos datos, Sosa prepara un informe general que debe enviarle a la Aresep. Ese informe es parte de los requisitos que la Federación debe entregar cuando el gremio solicita un ajuste en las tarifas.

Para denunciar:

Consejo de Transporte Público:

contraloria@ctp.go.cr

Tele-fax: 2586-9067.

Aresep:

8000 ARESEP (8000-273737)

Formulario para presentar quejas:

http://www.aresep.go.cr/cgi-bin/index.fwx?area=13&cmd=servicios&id=2397&sub=0452