Director de Special Ticket culpa al BN, la tecnología y los consumidores

-Admite que hubo fallas pero dice que el consumidor debería informarse mejor

Alfonso Busconi, director de Special Ticket, admitió que hubo problemas con la venta de entradas para el concierto de Metallica pero responsabilizó al Banco Nacional, a la “tecnología del país” y hasta a los consumidores.

QuienPagaManda.com le pidió explicaciones a Busconi ante las múltiples quejas de consumidores quienes aseguraron que, al tratar de adquirir la entrada, solo se les aceptaba efectivo.

El  representante de la empresa encargada de vender las entradas para el concierto de Metallica negó que no se pudieran utilizar tarjetas de crédito para comprar los tiquetes.

Busconi aseguró que solamente en la tienda Bansbach no se permitió el uso de tarjeta de crédito cuando iniciaron las ventas y responsabilizó de ello al Banco Nacional, el cual no había entregado los datáfonos (equipo para cobrar con tarjetas de crédito y débito). Según dijo, desde que la entidad bancaria los entregó, todo ha marchado correctamente.

También alegó que en todo momento la información desplegada en SpecialTicket.net fue clara en torno a que solo se aceptaban tarjetas Master Card y Visa.

No obstante, el equipo de QuienPagaManda.com revisó hace varios días el sitio Web de la empresa y en ninguna parte se especificaba que solo se podían usar dichas tarjetas. De hecho, ni siquiera se hacía referencia a algún asunto relacionado con las tarjetas.

Busconi insistió en que ese dato estuvo presente desde que empezaron a vender las entradas, así como la aclaración sobre el cobro adicional de ¢1.500, y dijo que todo se trató de un problema de desinformación por parte de los consumidores.

“Un buen consumidor debe ser educado en estos temas. Antes de realizar la compra debe saber qué está comprando y las reglas del juego, que no ponemos nosotros, sino la producción del evento y el mercado mismo”, se defendió.

En cuanto a los problemas que hubo al principio para adquirir las entradas por Internet, el gerente admitió que sí ocurrieron fallas.

Entre otras, el sistema se quedaba trabado y en algunos casos hizo cargos a las tarjetas sin asignar las entradas. Sobre ello, Busconi  culpó a la “tecnología del país”, pues alegó que las limitaciones tecnológicas ajenas a la empresa generaron que el sistema funcionara con menor eficiencia.