ICE: NI PICA LEÑA NI PRESTA EL HACHA

El ICE no solo parece incapaz de competir, sino que además parece estar decidido a que nadie más pueda hacerlo.

Se ha dedicado a obstruir la entrada de la competencia en Internet y celulares, negándose a trasladar a la SUTEL el pago del canon recaudado entre los usuarios y provocando un atraso en el ingreso de nuevas empresas al mercado.

Mientras tanto, no puede ni instalar una conexión de Internet. El caso que contó ayer Kemly Pérez en este blog es una muestra realmente triste de ello:  

“Hace una semana solicité al ICE el servicio de internet por un mega, ya que estaba más cómodo que los demás proveedores. La persona que me atendió, además de recibirme con un tono de impaciencia ante mis preguntas, me indicó que por medio de mi correo electrónico me llegaría la documentación para su debida firma y devolución.

Tres días después llamo para preguntar por qué no me ha llegado el documento y la persona que me atiende de nombre Marcia, me dice que no me ha llegado el documento porque por la velocidad que solicité se requiere hacer un estudio del ancho de banda. Prometió llamarme. Ya que Marcia no me llamó, decidí llamar nuevamente y esta vez me atiende Stephany. Al explicarle el motivo de mi llamada me dice que la solicitud que yo hice fue por dos megas al cuestionarle tal información decide pasar la llamada a Marcia.

Marcia nunca atendió la llamada ni Stephany se aseguró de volver a la línea para continuar. Cuelgo y llamo nuevamente, esta vez me contesta Esteban que no tuvo alternativa más que darme más información ante mi negativa de ser transferida nuevamente. Él me indicó que el trámite se hizo por medio de la ‘ICE Clave’, lo cual entendí no era necesario firmar el documento y que efectivamente Marcia había hecho la solicitud por 2 megas.

Esteban cambió la solicitud a un mega, pero me indicó que la instalación se daba en un plazo de 22 días. Ante mi decepción con dicha respuesta, me dirigí a buscar más información con otros proveedores. Con el nuevo proveedor firmé contrato ya que en menos de cinco días hacían la instalación y por el mismo precio.

Ese mismo día llamé al ICE nuevamente para cancelar la orden, Shirley me indica que ya está en otro departamento, el cual tiene que notificar y me dio un número de confirmación de cancelación. El día siguiente cerca de las 8:00 am me llaman diciéndome que van a hacer la instalación del internet lo cual pensé era el nuevo proveedor. De pronto veo en frente de mi casa un carro del ICE que viene a hacer la instalación, el técnico no tenía la menor idea de la cancelación. Le di toda la información y le conté la historia.

Él me contestó que en el área donde resido no hay necesidad de un estudio previo y que el período de instalación no excede los cinco días. Pero la historia no termina aquí, el día de hoy me llamaron del ICE para confirmar la solicitud de internet que hice. La joven no se identificó, no tenía la información a mano y me dio los datos de otra persona a lo cual tuve que explicarle por qué de la misma.

Los agentes de servicio al cliente no llevan un proceso de solicitud definido, todos te dan diferentes respuestas. Se nota que no van de la mano con los demás departamentos”.

Tarde o temprano va a haber competencia y sería ideal que la empresa estatal sea líder en el mercado. La pregunta es cómo puede siquiera sobrevivir con prácticas tan malas.